miércoles, 08 diciembre 2021
viernes 01 de octubre de 2021 - 12:00 AM

El HUS y sus urgencias

No se entiende la razón por la cual el hospital Universitario de Santander insiste en realizar licitaciones exprés...
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Marcela Pabón

Luego de tres procesos licitatorios fallidos, nuevamente el Hospital Universitario de Santander ha realizado la convocatoria pública para la finalización de las obras de la central de Urgencias, por 3.000 millones de pesos.

Y tal como había sucedido en las ocasiones anteriores, se trata de una licitación exprés, es decir, un proceso que no otorga tiempo suficiente para que los interesados en participar conozcan el objeto de la contratación, planteen observaciones y puedan elaborar sus respectivas ofertas, con la complejidad técnica que implica las obras hospitalarias.

Este proceso se publicó el lunes 20 de septiembre, con plazo máximo de observaciones el 21 de septiembre y con límite para presentar propuestas, el sábado 25 de septiembre. Así pues, en este caso, los interesados en participar tendrían un solo día para revisar el proyecto y plantear inquietudes y menos de cinco días para conocer los detalles técnicos del proceso, armar la propuesta con todos los requisitos estipulados por la entidad, tener disponibilidad de equipos y recurso humano, adquirir pólizas, recolectar documentos, organizar y presentar su respectiva propuesta.

No se entiende la razón por la cual el hospital Universitario de Santander insiste en realizar licitaciones exprés, teniendo en cuenta que en pasadas ocasiones, tuvo que declarar desierto el proceso pues el único proponente no cumplió con la totalidad de requisitos exigidos.

Este proyecto, que ha tratado de contratarse desde diciembre del año pasado sin éxito alguno, además del cronograma ajustado, mantiene requisitos de participación que podrían ser limitantes para la existencia de una participación plural de proponentes que permita la elección objetiva de la mejor propuesta en téminos de calidad y precio.

A pesar de que el Hospital Universitario de Santander goza de un régimen contractual especial, lo cual indica que se rige por sus propios manuales y no por el Estatuto General de Contratación, no exime a su administración, de la obligación legal de aplicar los principios fundamentales de la función pública.

Nuevamente, se hace necesario, hacer un llamando a las entidades con Régimenes Especiales como el HUS, para que ejecuten su gestión contractual, bajo los preceptos de transparencia, libre concurrenia, igualdad de condiciones y selección objetiva, en garantía de una correcta invesión de los recursos públicos.

MARCELA PABóN
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también