martes, 07 diciembre 2021
viernes 10 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Nuevo reto para el PAE

Escuchar este artículo
Image
Columna de
Marcela Pabón

La UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE ALIMENTACIÓN ESCOLAR, entidad encargada de fijar la política en materia de alimentación escolar, expidió la Circular 009 de 2021, manifestando que en desarrollo de la estrategia de retorno gradual, progresivo y seguro de los estudiantes a la presencialidad en las instituciones educativas, deberá suministrarse el PAE a través de las modalidades de “ración preparada en sitio, comida caliente transportada e industrializada en donde aplique, a fin de garantizar el acceso y permanencia de los estudiantes en los establecimientos educativos”. Con ello se cierra la posibilidad de continuar con la entrega de PAE en Casa, el paquete alimentario que venía entregándose mensualmente para su preparación en el hogar.

Dentro del comunicado se resalta el Programa de Alimentación Escolar como una estrategia de acceso en el sistema educativo, a través del suministro de un complemento alimentario en la jornada académica, que contribuya a la permanencia de los niños y adolescentes priorizados en el sistema educativo y no como una ayuda social general.

Bajo estos argumentos, el PAE será entregado únicamente a los niños que asistan a las instituciones educativas en presencialidad, so pena las investigaciones disciplinarias a que se verían sujetas las secretarias de educación en caso de incumplimiento.

Sin embargo, no es claro cómo va a ser su implementación, teniendo en cuenta que los establecimientos educativos deben garantizar un aforo máximo, de acuerdo con la infraestructura física y los elementos de bioseguridad disponibles para garantizar condiciones de seguridad en el entorno escolar, por lo cual, no todos los niños pueden asistir presencialmente a clases.

De tal manera, las secretarías de educación responsables del programa tienen la responsabilidad de adaptar la forma de prestar el servicio, modificando los contratos existentes con los operadores, con el fin de abarcar la totalidad de los niños beneficiarios bajo estos nuevos parámetros.

No obstante, surge una profunda preocupación por la suerte que correrán los estudiantes que no asisten presencialmente por decisión tomada por los padres de familia bajo el marco de su autonomía, pues, de acuerdo con la directriz, no tendrían derecho a seguir recibiendo su ración alimentaria, aún cuando se sabe, que siguen estando dentro del sistema educativo, sin que desaparezca tampoco, las circunstancias que dan origen a la priorización como beneficiario del PAE. Así planteada, esta estrategia, se deja desatendido un fragmento importante de la población beneficiaria, en una sería violación al derecho a la igualdad y de protección especial a los niños y niñas más vulnerables.

MARCELA PABóN
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también