sábado, 13 agosto 2022
viernes 01 de julio de 2022 - 12:00 AM

Pandemia, tecnología y educación

Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

Aunque para muchos adultos la pandemia acabó con el regreso al trabajo sin tapabocas, para nuestros niños, los efectos negativos están aún muy presentes. Bajo rendimiento académico, problemas disciplinarios, depresión y hasta poca salud física son algunos de los efectos que se sentirán durante años y, en algunos casos, durante generaciones.

El Brookings Institute, tanque de pensamiento en múltiples áreas, dentro de las cuales está la educación, llevó a cabo hace un par de días un evento en donde discutió las promesas del Metaverso para la educación. La conversación arrancó recordando que hace rato se dejó de pensar en el estudiante como un cajón vacío al que hay que llenar de información, para pasar a verlo como un ser social, que piensa y siente, que construye conocimiento sobre sus relaciones sociales. El nuevo estudiante quiere que la tecnología continúe siendo parte de su aprendizaje, que sea usada de manera más efectiva, más conectada con los temas que les preocupan y en especial, más flexible con el control sobre cuándo, dónde, cómo e incluso qué se aprende.

El poder del Metaverso, o de un mundo virtual, está en recrear espacios de aprendizaje como la historia o las ciencias, en un espacio controlado y liderado por un docente, espacios que sirvan no solamente para aprender hechos sino para hacer análisis crítico. Imaginen una simulación sobre el pasado de Colombia, las decisiones que se han tomado, y desde una perspectiva educativa, cómo se podrían simular distintas acciones con distintos resultados. Gigantescas inversiones se hicieron en los colegios en tecnología, algunas con poca reflexión, debido a la urgencia que exigió la pandemia. Es hora de sacarle el mejor provecho posible.

Cada vez más me convenzo de que el rol del colegio no desaparecerá. En preescolar y primaria la socialización no es a través de avatares, sino abrazándose, jugando y hasta discutiendo. Pero también creo que, junto a Facebook, otras compañías como Disney, Pixar o Minecraft harán que aprender, con el internet del futuro, sea no solo más divertido, sino que esté disponible siempre. La labor que como padres tenemos es garantizar que nuestros hijos saquen el mayor provecho a sus herramientas, aprendiendo y divirtiéndose, no al contrario.

Óscar Mauricio Rey
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también