domingo, 29 enero 2023
jueves 01 de diciembre de 2022 - 12:00 AM

Indignante

El pasado martes se llevó a cabo en la Asamblea departamental, el debate público de control político al Director del Indersantander, Pedro Belén Carrillo, en razón a las anomalías denunciadas por este medio de comunicación, y ocurridas en el marco de una serie de contratos celebrados con algunas organizaciones “sin ánimo de lucro”, y que proveyeron servicios, bienes e insumos, a precios exorbitantes y sin justificación alguna.

El debate fue convocado por el diputado Ferley Sierra, quien documentó una a una las anomalías que se han venido presentando al interior de la entidad, y exponiendo una serie de comparativos que permitieron ilustrar a todos los asistentes al debate que en efecto los sobrecostos son evidentes e irrefutables. Preocupación genera, por decir lo menos, que en nuestro departamento este tipo de anomalías siga siendo el pan de cada día. E indignación generó la actitud del Director Belén Carrillo, que ante la mirada atónita de los presentes, justificó todos y cada uno de los absurdos precios pagados con dineros del erario.

No se necesita ser un letrado en deportes o en economía, para concluir que lo que el Director hizo fue burlarse de la ciudadanía. Justificar que un balón costase medio millón, o una raqueta tres millones de pesos, más que un refutación es una ofensa a la inteligencia de cualquier persona. Es una afrenta a la administración de justicia; es una aceptación tácita de las anomalías denunciadas. Cualquier Fiscal que investigase un acto similar, podría probar el dolo con tan solo acudir a las memorias de la Asamblea Departamental.

Es verdad que legalmente el gobernador no tiene responsabilidad alguna por las anomalías detectadas; los institutos de deporte en nada debe dar cuenta a la gobernación. Pero de ahí a decir que políticamente no se deben tomar acciones, es bien distinto.

No entendemos los santandereanos cómo a hoy Belén no ha sido declarado insubsistente, o al menos por qué no ha presentado su renuncia. Y es acá donde con respeto le decimos doctor Aguilar: que el silencio no lo haga cómplice; una actitud pasiva no es lo que esperamos de usted.

RODRIGO J. PARADA
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también