Domingo 29 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Se cosecha lo que se siembra

Comparta este artículo ›

Columnista: Sergio Rangel

No sabemos hasta dónde llegará la grieta que abrió en el Proceso de Paz el tema Santrich y la salida de Márquez y el ‘Paisa’ hacia la selva. El periodista Eduardo Mackenzie advierte un extraño e inusual comportamiento de la noruega Ema Solberg, primera ministro de ese reino. La Ministro llegó en la oscuridad como los murciélagos.Venía, se dijo, preocupada por los fondos para la paz que se decían dilapidados. Sin embargo, según Mackenzie, ningún medio de Palacio informó de su llegada, ni se cumplieron protocolos para un jefe de Estado. A partir de esa visita casi clandestina la señora Ema Solberg, se sabe, visitó Leticia y un campamento de distensión de las Farc en el Meta. En esos ires y venires de la señora Solberg, estalla la noticia de la captura de Santrich por la Fiscalía y la DEA. De aquí en adelante es una novela policiaca. Otro periodista, César Betancourt, informa que “entre los días 9-10-11, la Ministro se movió del Meta al apartamento de Santrich en donde éste, ya alertado por Palacio, quemó evidencias e hizo traslado de fondos a Noruega que superan los 7 millones de euros”. De aquí en adelante todo es misterio y supuestos. ¿Y Marín “garganta profunda” qué? ¿Los 7 millones de euros los negoció Santrich pensando en que Noruega lo salvaría de las garras de la DEA?

Hay procesos en los que no se sabe qué hacer con el sindicado. Me recuerda el caso del poeta Ezra Pound. Ciudadano norteamericano quién desde Radio Roma trasmitía hacia EE.UU. por entrar este país en guerra contra Italia. Finalizada, se le procesa en EE.UU. Los jueces ante el imposible de fusilar un poeta lo declaran, “…poseído de delirios”. Va a un manicomio y permanece allí 12 años en donde manifiesta no tener problema con los locos, “es a los estúpidos a quienes no puedo soportar”. Infinidad de argucias legales complican su caso.

En este símil, Santrich con cama, comida y sin problemas económicos, quizás siendo un criminal, siga “poseído de delirios”. El dinero se lo embolsillarán los noruegos.

Publicidad

Autor: Sergio Rangel
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.