miércoles, 21 octubre 2020
sábado 19 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Daños superan los beneficios

Escuchar este artículo
Image
Columna de
Victor Castillo

El pasado 9 de septiembre se llevó a cabo el Foro Nacional Ambiental, cuyo tema central fue ¿Minería motor de la reactivación económica? Este importante evento en el que se abordó el tema desde diferentes ópticas aportó mayor claridad al panorama. Desafortunadamente no hicieron presencia los directivos de las Empresas Mineras para que la audiencia hubiera conocido sus apreciaciones y posiciones.

Nadie duda que la minería ilegal es un lastre para la economía, sobre todo la realizada por los grupos al margen de la ley, que producen una gran destrucción. Sin embargo, este no puede ser el principal argumento del ministro de Minas y Energía, Diego Mesa Puyo, para promover la megaminería legal. El ministro argumentó en el foro sobre grandes beneficios en cuatro renglones importantes de la economía como aceleración del crecimiento del PIB nacional, generación de ingresos tributarios, generación de recursos para el desarrollo regional y creación de empleo. No se deben desconocer, sin embargo, los efectos sociales y ambientales que esta actividad conlleva para el desarrollo sostenible de las regiones, especialmente en las que existen grandes asentamientos urbanos como es el caso de Santurbán, que alimenta de agua a más de 2 millones de habitantes.

Durante el Foro mencionado fueron contundentes y sólidos los argumentos del Dr. Guillermo Rudas, Máster en Economía Ambiental de University College London y profesor universitario, quien se basó en informaciones de la DIAN y otros organismos del Estado que evidencian que la minería aurífera no es de ninguna forma conveniente para el país y menos para nuestra región. Se puede entender cómo los ingresos por rentas y regalías de ninguna forma compensan el riesgo ambiental de explotar el ecosistema del páramo de Santurbán, que no solo incluye la delimitación arbitraria realizada por las autoridades ambientales para permitir la explotación, sin ninguna base científica, sino las regiones por debajo de la misma que son la fábrica de agua de nuestra ciudad.

Uno de los mayores riesgos ambientales son los depósitos de residuos sólidos a cielo abierto, llamados relaves secos, que como lo explicaba muy claro el profesor y exministro de Medio Ambiente, Manuel Rodríguez Becerra, se convierten en un gran peligro en zonas como la nuestra, una de las que presenta más lluvias en el mundo, con precipitaciones que superan los 50 mm al mes. Adicionalmente, la sismicidad conocida de nuestra zona hace que esta actividad sea una bomba de tiempo, debido a las altas concentraciones de elementos nocivos para la salud.

Para culminar, el costo ambiental y económico después del cierre de la mina deberá ser asumido por mucho tiempo por el Estado. Con esta información, a todas luces parece que los supuestos beneficios de la explotación son superados con creces por los daños ambientales y la falta de ingresos tributarios y regalías.

víctor castillo
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.