Jueves 04 de Octubre de 2018 - 12:01 AM

El Carrasco: un desastre anunciado

Comparta este artículo ›

El 27 de septiembre de 2017, el entonces gerente de la Emab, José Manuel Barrera Arias, suspendido el 6 de agosto pasado por solicitud de la Contraloría Municipal, aseguró a este diario lo siguiente: “La celda actual tiene una capacidad remanente hasta mayo de 2018. La idea es que mañana el Alcalde profiera este nuevo decreto de emergencia y desde ya estamos trabajando para garantizar las adecuaciones que se necesitan en el relleno sanitario”.

Hoy, los trabajos de las celdas nuevas no se ha hecho y la que tenía “capacidad remanente” hasta hace cuatro meses, ayer se vino abajo, porque, aunque queda demostrado que en la Emab y el AMB sabían que la situación era de cuidado, no se implementaron medidas, se tomaron a la ligera los riesgos y simplemente llegamos al momento en que la celda cedió en un sector muy grande, llevándose consigo no solo dos camiones recolectores, sino miles de toneladas de tierra y basura que despertaron a buena parte del área metropolitana en medio de olores nauseabundos y perjudiciales para la salud.

Pero, además de la incompetencia que quedó demostrada en este acontecimiento en El Carrasco, está la manera poco seria como administraciones municipales y departamentales han pasado sobre una disposición, primero del Juez Cuarto Administrativo de Bucaramanga, el 1° de marzo de 2009, y luego del Tribunal Administrativo de Santander, decisiones que han sido burladas mediante la declaratoria de cinco emergencias sanitarias.

El exgobernador Horacio Serpa, por ejemplo, hace 10 años, en septiembre de 2008, aseguraba tranquilamente que “(...) no se puede cerrar El Carrasco, porque no tenemos ninguna alternativa diferente para depositar la basura”. Pues de ligerezas como esta llegamos a situaciones como la vivida en la madrugada de ayer.

Los gobernantes municipales del área metropolitana y los departamentales desde 2003, cuando el MinAmbiente dio plazo de dos años para clausurar todos los sitios que han operado como botaderos a cielo abierto del país, hasta los que ejercen hoy, deben responder por lo que acaba de ocurrir y lo que pueda suceder en el futuro en relación con El Carrasco.

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.