martes, 17 mayo 2022
domingo 23 de enero de 2022 - 12:00 AM

Al firmar pacto sobre Santurbán, Vetas se convirtió en ejemplo a seguir en el país

Este trascendental paso debe ser seguido por los restantes 39 municipios de Norte de Santander y Santander, afectados por la delimitación del Páramo de Santurbán, que es el único y seguro camino que nos permitirá consolidar lo que ha sido la dura batalla de los santandereanos...

Las protestas ciudadanas, los esfuerzos de la dirigencia local, la difusión permanente de los medios de comunicación y la pedagogía que hicieron los científicos y expertos en temas mineros y ambientales, nos han traído hoy a una situación de tranquilidad en lo que respecta al que es quizás el tesoro ecológico más importante que tenemos en Santander, como lo es el Páramo de Santurbán, desde el que siguen llegando buenas señales, como la noticia que se produjo esta semana en el municipio de Vetas, que se convirtió en el primero en firmar el pacto para la delimitación del mismo.

Al concertar una nueva línea de delimitación del Páramo, Vetas se convirtió en referente nacional, pues es el primer municipio en el país que llega hasta esta instancia, en virtud de la cual los vetanos adquieren compromisos claros relacionados con la sustitución y reconversión de las actividades agropecuarias y mineras, el sistema de fiscalización, la protección de fuentes hídricas, la instancia de coordinación y la financiación de proyectos. En otras palabras, la minería en Vetas logra consolidarse no solo como actividad ancestral que es, sino que hoy adquiere un liderazgo muy importante en Colombia, pues se pone a tono con todas las disposiciones legales que se exigen a esta actividad extractiva.

Este trascendental paso debe ser seguido por los restantes 39 municipios de Norte de Santander y Santander, afectados por la delimitación del Páramo de Santurbán, que es el único y seguro camino que nos permitirá consolidar lo que ha sido la dura batalla de los santandereanos por proteger a largo plazo esta reserva ambiental de incalculable riqueza, de la que depende nada más y nada menos que el agua, elemento esencial de la vida.

Adelantar actividades extractivas en el sensible ambiente del páramo siempre implicará un riesgo para la zona, pero la delimitación acordada y las condiciones técnicas aceptadas por parte de los mineros para realizar su labor, nos dan la garantía de que, así como ha venido ocurriendo desde hace siglos, la actividad tendrá dinámicas compensadas con el medio ambiente, por lo que su práctica no será un riesgo ecológico y sí podrá continuar siendo un renglón económico básico y sostenible para centenares de familias que tradicionalmente han tenido esta como su forma de vida y de subsistencia. De todas maneras, seguiremos mirando hacia el Páramo de Santurbán para admirar su belleza, para agradecer su riqueza y para asegurar en todo momento su protección.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también