domingo, 13 junio 2021
viernes 11 de junio de 2021 - 12:00 AM

Debe impedirse la prescripción masiva de procesos disciplinarios en la Procuraduría

Esperemos que la decencia se imponga, aunque sea a última hora y que los organismos de control dejen de ser instrumentos para encubrir la corrupción y vuelvan a la ruta que les marca la Constitución y la ley.
Escuchar este artículo

Si bien el proyecto de reforma tributaria fue la puntada final en el hilo de inconformidades que llevaron al paro y la explosión social que vivimos, quizás el factor de mayor peso en el descontento acumulado de la nación es la corrupción y el espeso tejido de impunidad que la sostiene, una situación que hace mucho tiempo pasó los límites de lo soportable, para ubicarse en el terreno de lo imperdonable, pero esto es lo que piensa la inmensa mayoría decente del país y no quienes hace años manipulan el Estado para, como decíamos, instaurar un sistema connivente con el delito.

Pero no solo las protestas que vivimos hace casi un mes y medio no han hecho reaccionar a quienes tienen a su cargo la investigación y sanción de estos casos, sino que en medio de la convulsión social, hay hechos que producen nuevos motivos de indignación y protesta. Uno de ellos es la entrada en vigencia del nuevo Código General Disciplinario, cuyo autor es el exprocurador Alejandro Ordóñez, que, según trascendió a los medios, produciría la prescripción de cerca de 10 mil procesos disciplinarios, lo cual va a crear una interminable estela de impunidad que beneficiará a funcionarios de todos los niveles, además de concejales, diputados, gobernadores, alcaldes, etc, en todo el país.

La razón es que el Código que entra a regir el 1 de julio determina expresamente que prescribirán automáticamente procesos abiertos antes del 1 de julio de 2016 o que, aunque hayan sido sancionados en primera instancia, lo hayan sido por hechos ocurridos antes de esa misma fecha.

En el amplio período contemplado entrarán procesos tan escandalosos como Odebrecht, el Plan de Alimentación Escolar PAE nacional, contratos relacionados con la Ruta del Sol, casos de volteo de tierras; también la prescripción cubriría a figuras como Cecilia Álvarez, Gina Parody, Bernardo ‘ñoño’ Elías, Elsa Noguera, Alejandro Char o el exdirector de la Policía Óscar Atehortúa.

Hay fuentes que niegan que tal prescripción masiva pueda ocurrir y quienes sostienen que si la semana entrante el Congreso logra darle vía libre al proyecto sobre el mismo Código que presentó la actual procuradora Margarita Cabello, se salvarían los procesos disciplinarios en marcha. Esperemos que la decencia se imponga, aunque sea a última hora y que los organismos de control dejen de ser instrumentos para encubrir la corrupción y vuelvan a la ruta que les marca la Constitución y la ley.

editorial
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también