jueves, 11 agosto 2022
sábado 06 de agosto de 2022 - 12:00 AM

El etiquetado hace más transparente la relación entre productores y consumidores

El etiquetado frontal puede ayudar a evitar enfermedades tan graves como el sobrepeso y la obesidad infantil, que en varios países han alcanzado categoría de epidemia y que pueden ser devastadoras para la salud, incluso emocional de las personas

Algunas veces, como lo acabamos de ver en los meses más críticos de la pandemia de Covid-19, no solo en el país, sino prácticamente en todo el mundo, los asuntos de la salud pública riñen con los intereses de las industrias y el comercio, y se crean entonces líneas de verdadera tensión que no siempre se concilian pronta, ni tranquilamente. Algo de esto ha ocurrido desde hace años en Colombia en lo relacionado con el etiquetado de alimentos, pues se ha dado un debate casi siempre complejo y en no pocos casos beligerantes, dado que, sin duda alguna, la advertencia del etiquetado afecta la intención de compra de los consumidores.

La discusión, por tanto, ha sido intensa, como lo ha sido también el lobby de poderosas compañías en cada país en el que se ha promovido la política del etiquetado frontal de alimentos para advertir, como se ha propuesto en Colombia, que en los casos en los que a un producto alimenticio procesado o ultraprocesado se le haya adicionado sal/sodio, azúcares, grasas, edulcorantes, este deberá llevar en un rótulo con un diseño único y destacado, esas características relacionadas con el nutriente adicionado.

Pero, más allá de la prolongada discusión que se ha dado hasta llegar, finalmente, a la definición de este etiquetado frontal, lo que es necesario entender de ahora en adelante es que esta información se convertirá en una guía fundamental para los consumidores y un acto, necesario y conveniente, de transparencia de parte de los productores. La advertencia impresa que deben llevar ahora los empaques, no es poca cosa, dado que para muchas personas, que han desarrollado alergias o intolerancia a ciertos alimentos, conocer de manera fácil y segura la presencia de ellos en cualquier tipo de comida empacada que piense ingerir, obviamente le ayuda a preservar su salud.

El etiquetado frontal puede ayudar a evitar enfermedades tan graves como el sobrepeso y la obesidad infantil, que en varios países han alcanzado categoría de epidemia y que pueden ser devastadoras para la salud, incluso emocional de las personas; estas son patologías que, además, han sido señaladas por expertos en Colombia como de atención urgente y de cubrimiento estatal, puesto que ya registra índices crecientes entre nosotros. Es muy importante el paso que está dando el país en este sentido y solo esperamos que el etiquetado frontal empiece a ser visible en los empaques de estos productos rápidamente, para bien de todos los colombianos.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también