lunes, 25 octubre 2021
miércoles 13 de octubre de 2021 - 12:00 AM

El Gobierno Nacional debe cumplirle a los colegios de Bucaramanga y Santander

Estos casos no solo son muestra de la escasa importancia que, no pocas veces, se le da al sector educativo, sino también de cierto desprecio con que suele tratarse a las regiones que siguen siendo invitadas de tercera categoría al establecimiento de prioridades
Escuchar este artículo

Los canales naturales, ordinarios, el llamado conducto regular, no fue suficiente para que el Gobierno Nacional atendiera sus compromisos firmados y los llamados de atención que hiciera el gobierno municipal para que no siguieran detenidas las obras que estaban en ejecución en cuatro importantes colegios de la ciudad, La Institución Educativa Camacho Carreño, el colegio Bosconia-Santa Rita, el Politécnico y el San José de La Salle, que fue la consecuencia de la demora injustificada en el proceso de reasignación del contratista que se requiere precisamente para que se pueda proceder a la ejecución final de los proyectos de obra civil en estas instituciones educativas.

Los responsables directos de esta situación son el Ministerio de Educación Nacional y el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa, FFie, para quienes, al parecer, la voz del alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, solo fue audible cuando la elevó al grueso de la opinión pública para reclamar por la desatención de que hemos sido objeto por parte de estas dependencias oficiales. El gobernante local se hizo uno con las protestas de la comunidad educativa de las cuatro instituciones y aseguró que de los reclamos hechos oficialmente, “la respuesta ha sido años y años de obras estancadas, sin ningún avance. Toda la ciudadanía pide respuestas y esperamos que haya una solución pronta”.

Sin entrar en el detalle en extremo preocupante de que GMP Ingenieros SAS, contratista que incumplió en Bucaramanga, dejó inconclusos 19 proyectos en Santander por 88 mil millones de pesos, la promesa que ha hecho el FFie, surgida de la presión que hizo el alcalde esta semana, es que antes de finalizar octubre los trabajos de construcción, ampliación y mejoramiento de esos colegios oficiales, que estuvieron en manos de la mencionada firma de ingenieros, ya quedarían reasignados a nuevos contratistas.

Esperamos que esta vez sea cierto el compromiso que está adquiriendo el Gobierno Nacional y que se reanuden cuanto antes los trabajos en estos colegios, aunque es difícil creer que así vaya a ser, dado el incumplimiento y el casi nulo interés que hasta ahora han demostrado tener las dependencias a cargo de estos proyectos empantanados. Estos casos no solo son muestra de la escasa importancia que, no pocas veces, se le da al sector educativo, sino también de cierto desprecio con que suele tratarse a las regiones que siguen siendo invitadas de tercera categoría al establecimiento de prioridades, proyectos, programas y presupuestos, por el centralismo dominante.

editorial
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también