lunes, 04 julio 2022
lunes 16 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Es hora de cuidar con seriedad y eficacia el aire que respiramos

Se requiere un esfuerzo de todos los municipios del área, en múltiples frentes y el abordaje del problema desde consideraciones y perspectivas que garanticen soluciones de fondo y de largo plazo.

Hace décadas la población de Girón, que es la más afectada del área metropolitana por la contaminación del aire, ha reclamado por este problema y ha denunciado diversos tipos de afecciones de salud originadas en los olores repulsivos que diariamente y por varias horas los invaden con tal fuerza que algunas veces, incluso son reportados en varios de los barrios del occidente de la meseta de Bucaramanga. No es, entonces, un problema menor el que vivimos en relación con el aire que respiramos y, aunque lentamente se han dado algunos pasos en favor de su solución, es mucho lo que aún falta para que sea un problema del pasado.

A pesar de este fenómeno histórico, el más reciente estudio entregado por la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, y la Universidad Pontificia Bolivariana, UPB, sobre emisiones atmosféricas, proporcionó el fuerte impacto que sobre el aire que respiramos en el área metropolitana tienen los 780 mil vehículos (61% motocicletas) que circulan ordinariamente por los cuatro municipios conurbados, para concluir que este es el factor que mayor cantidad de emisiones contaminantes genera para todos los habitantes del área, no solamente para quienes están en las vías.

Las cifras que entregan la Cdmb y la UPB sobre el aporte contaminante del parque automotor del área, son abrumadoras y significan simplemente que una falta de planeación oportuna en el diseño de vías municipales y metropolitanas, además de una ineficiente gestión del Sistema Integrado de Transporte Masivo, entre otros factores, ayudaron significativamente a la situación que se describe. Aparte de esto, la falta de control efectivo de las autoridades a las industrias asentadas en el área metropolitana, que producen emisiones contaminantes, es también uno de los problemas que con mayor fuerza afecta al nororiente de Girón y el norte de Bucaramanga.

Vehículos e industria, además de otros factores, están agrediendo grave y permanentemente el aire que se respira en el área metropolitana, lo que impacta directamente la salud de las cerca de un millón 200 mil personas que residen en ella. Se requiere un esfuerzo de todos los municipios del área, en múltiples frentes y el abordaje del problema desde consideraciones y perspectivas que garanticen soluciones de fondo y de largo plazo, pues las medidas coyunturales como el Pico y Placa, por sí mismas, es poco lo que aportan en el remedio de una situación ambiental de tan grandes proporciones.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también