lunes, 17 enero 2022
jueves 09 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Es inaceptable una ley anticorrupción que incluye un artículo para censurar a la prensa

Para los expertos, el artículo incluido por Lorduy y votado favorablemente por mayoría de 59 contra 53, es clara y abiertamente inconstitucional por lo que se prevé que la Corte lo halle inexequible
Escuchar este artículo

A muchos congresistas la desvergüenza o la creencia de que su fuero les otorga también alguna impunidad de tipo moral, como si tal cosa fuera posible, los hace incurrir en los atropellos más cínicos contra valores que son intocables para las naciones que valoran los derechos y libertades humanas y que entienden que solo mediante la defensa indeclinable de tales principios, es como puede consolidarse y sostenerse una democracia. Un congresista barranquillero, Cesar Lorduy, militante de Cambio Radical, decidió incluir un mico en la llamada ley anticorrupción, que en lugar de combatir los delitos contra el Estado, pretende velarlos mediante la censura a la prensa.

Lamentablemente este no es un caso sin precedentes porque la verdad es que se han hecho muchos intentos, y de muchas maneras, por recortar la libertad de prensa, de información, de opinión, etc, pero el representante Lorduy escogió precisamente un articulado anticorrupción para insertar una disposición leonina que apunta a todo lo contrario de lo que debe procurarse y es la denuncia oportuna, permanente y, claro está, sustentada, contra todo aquel que atente contra los recursos de los colombianos.

Para los expertos, el artículo incluido por Lorduy y votado favorablemente por mayoría de 59 contra 53, es clara y abiertamente inconstitucional por lo que se prevé que la Corte lo halle inexequible, pero esto no desvirtuaría la mala intención que tuvo el congresista al redactarlo y promoverlo. En concepto del también representante Germán Navas Talero, del Polo Democrático, detrás del movimiento de Lorduy, hay un ánimo retaliativo. En un tuit, Talero dijo: “Como revancha por el escándalo y posterior caída de la exministra Abudinen, algunos de sus ‘amigos’ pretenden ahora silenciar a la prensa”. Tanto peor para Lorduy si esto es así y su inmoralidad, además, se fundamenta en el bajo instinto de la revancha.

Pero, cualquiera haya sido el móvil del representante Lorduy, el de la revancha o sencillamente el de censurar a la prensa, es desde todo punto de vista repudiable que se usen los cargos de elección popular para atentar precisamente contra valores que son esenciales de la democracia que elige a quienes después quieren limitarla, en lugar de ampliarla y fortalecerla. Confiamos en que la Corte Constitucional nuevamente ejerza como bastión en la defensa de la Carta Fundamental y que elimine el abusivo y atentatorio artículo que a última hora se incluyó en la ley anticorrupción para amordazar a la prensa.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también