lunes, 28 noviembre 2022
jueves 29 de septiembre de 2022 - 12:00 AM

Factores que disminuyen la calidad de vida de los bumangueses

Bomberos, sólo hay 83 operativos para cubrir toda clase de emergencias, y los alféreces de tránsito, son 166 (algunos en funciones de oficina) para atender los más de 760 mil vehículos que tiene el área metropolitana

Un reciente informe de nuestros periodistas metropolitanos demostró, con cifras oficiales, el déficit de personal que existe en cuerpos que son básicos para la ciudad, como la Policía, los bomberos y la Dirección de Tránsito. En cuanto a la policía, estamos 20 unidades por debajo de la recomendación internacional que es de 300 agentes por cada 100 mil habitantes; bomberos, sólo hay 83 operativos para cubrir toda clase de emergencias, y los alféreces de tránsito, son 166 (algunos en funciones de oficina) para atender los más de 760 mil vehículos que tiene el área metropolitana, la mayoría de los cuales circula en Bucaramanga.

Una ciudad con la creciente inseguridad que está viviendo desde hace meses, que está ubicada en una zona de alta sismicidad y que sufre, también desde hace años, el fenómeno de la piratería en el transporte, cada vez más nutrida y conflictiva, carece de las unidades necesarias para enfrentar con éxito, tanto las situaciones cotidianas, como las eventuales, lo que termina convirtiéndose para los ciudadanos en general, en un detrimento cada vez mayor de su calidad de vida, traducido en estrés y un índice permanentemente alto de irascibilidad y violencia en las calles y los hogares.

No cabe duda, entonces, de que se necesita fortalecer las nóminas de estas tres instituciones, cuando menos, ya que el incremento de las unidades disponibles en cada una, redundará en un mejor cumplimiento de su misión. Sin embargo, los problemas de inseguridad, congestión vehicular o atención de emergencias no van a superarse solamente con este aumento cuantitativo, sino que se requiere, diríamos que con la misma urgencia, de una administración municipal que se preocupe por formular soluciones de fondo, luego de considerar detenidamente las causas estructurales que son las que históricamente han operado para llegar a las situaciones de caos que vivimos en estos y otros frentes.

Estudios serios, actualizados y prospectivos de cada una de estas áreas, sumados a planes y programas realistas y pertinentes, nos pueden dar en el mediano plazo los resultados que desde hace décadas la comunidad espera, ya que, mientras permanezcan en la dinámica de la ciudad las condiciones que producen estos problemas, ningún aumento de pie de fuerza, o de personal disponible será suficiente para superar las dificultades que ahora enfrentamos. Se requiere de una administración con capacidad de análisis, con visión de futuro y con suficiencia ejecutiva, que enfrente la problemática social en su totalidad y fije las líneas de acción para alcanzar una solución pronta y eficaz.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también