lunes, 20 marzo 2023
martes 15 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

Hay que mantener la atención sobre los efectos de las lluvias

Ha habido cierres, muchas veces totales, en prácticamente todas las vías intermunicipales que conectan a Bucaramanga, por ejemplo, con Rionegro, Málaga, Cúcuta, Matanza, entre otros, lo que nos pone en riesgo de que, por algunos días, pueda quedar el área incomunicada con el resto del país

La temporada de lluvias avanza por nuestro departamento, dejando a su paso toda clase de calamidades, emergencias, daños especialmente en las vías y, aun así, decenas de amenazas para otras poblaciones. Las previsiones se conocían, los pronósticos de los expertos, entre estos el Ideam, indicaban que tendríamos desde finales de septiembre hasta mediados de enero, una época de fuertes precipitaciones, lo que debía mover los aparatos estatales de prevención, en primer lugar, y de atención de desastres, en segundo lugar, para lograr que las situaciones evitables se atendieran previamente y se dispusiera lo necesario para actuar en los lugares en los que existe mayor riesgo.

Pero, las lluvias se intensificaron y, aun cuando se hayan hecho algunos esfuerzos en el sentido adecuado, lo cierto es que el agua gana por mucho la batalla y lo que tenemos en este momento es un balance más que complicado tanto en el área metropolitana, como en varias provincias del departamento. Ha habido cierres, muchas veces totales, en prácticamente todas las vías intermunicipales que conectan a Bucaramanga, por ejemplo, con Rionegro, Málaga, Cúcuta, Matanza, entre otros, lo que nos pone en riesgo de que, por algunos días, pueda quedar el área incomunicada con el resto del país.

No es poco lo que ha ocurrido, empezando por la pérdida de vidas humanas y las noticias de eventualidades que se han presentado en el 70% de los municipios del departamento. Hasta ahora se han reportado, además de algunos sucesos menores, vías gravemente averiadas, productos de bancas que ceden o derrumbes que caen sobre ellas; además de esto, hay puentes caídos o averiados, lo que causa grandes perjuicios en las comunidades que los necesitan. En pocas palabras, en este momento preciso estamos sometidos a los efectos diarios de un invierno que ha sido y tiene pronóstico de ser uno de los más largos e intensos de los últimos tiempos.

Es en contingencias como esta en las que la exhuberante naturaleza que nos rodea, parece volverse contra nosotros, por efecto de los elementos; por eso es tan importante que estén preparadas tanto las entidades creadas para la prevención y la atención de emergencias, como la misma ciudadanía, que debe tomar también todas las precauciones para proteger a sus familias de cualquier sorpresa fatal. Mantener una comunicación fluida entre las personas y los funcionarios para que operen como es debido las alertas tempranas, puede salvar un gran número de vidas. Este es el momento de actuar en defensa de la vida de todos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también