viernes, 19 agosto 2022
miércoles 06 de julio de 2022 - 12:00 AM

La hora de promover los proyectos más importantes para Santander

Debemos aprovechar como santandereanos, desde los gremios, los gobiernos locales y la sociedad civil, para conformar el liderazgo y la unidad necesarios para que en el proceso de estructuración del Plan Nacional de Desarrollo se pueda convencer al gobierno entrante de las necesidades que tenemos

Continúan despejándose algunos de los tantos interrogantes que mueven la curiosidad y las expectativas de millones de colombianos sobre el gobierno entrante de Gustavo Petro y, por ahora, como es parte de la tradición en Colombia, esa atención está puesta sobre todo en la designación del nuevo gabinete, no solamente por saber cuáles serán las “nuevas caras en los carros oficiales” frase sarcástica acuñada por el expresidente López Pumarejo, sino porque los nombres que se van conociendo configuran el perfil de lo que será la nueva administración, al menos en sus primeros meses, que suelen ser decisivos en un período de gobierno.

Y, si bien esto es importante, pues da tiempo a sectores cruciales, como el económico, a posicionarse frente a lo que ya se prevé de la nueva administración, hay un asunto que suele dejarse fuera del debate nacional, por sus características eminentemente técnicas, pero que tiene todo que ver con la suerte de las regiones en todo el país, y es la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo que es, además del Programa de Gobierno, la carta de navegación y el compromiso objetivo y formal del presidente con todos los colombianos, que estará en un documento que debe ser entregado al congreso nacional el 7 de febrero de 2023.

Las regiones que suelen tener planeaciones propias claras y de largo plazo, además de una clase política y empresarial caracterizada por la unidad y la capacidad de liderazgo, llegan a las mesas de trabajo de estos seis meses de preparación del Plan Nacional de Desarrollo, con proyectos, planes y programas concretos, posibles, con estudios avanzados y proyecciones definidas, que logran insertar en este concepto macro del gobierno del país y así dan siempre un paso determinante en la realización de las obras que ese departamento o región requieren.

Estamos en esa hora, en la que debemos aprovechar como santandereanos, desde los gremios, los gobiernos locales y la sociedad civil, para conformar el liderazgo y la unidad necesarios para que en el proceso de estructuración del Plan Nacional de Desarrollo se pueda convencer al gobierno entrante de las necesidades que tenemos. Esa misma dirigencia activa y unida que hemos esperado por décadas debería hacerse presente en esta coyuntura de cambio que puede ser una gran oportunidad para nuestra región que tiene grandes necesidades. Saber llevar oportuna y técnicamente estas aspiraciones al nuevo presidente, puede hacer la diferencia entre progresar más o progresar menos en los próximos cuatro años.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también