miércoles, 03 junio 2020
viernes 22 de mayo de 2020 - 12:00 AM

La pandemia y la transformación de la educación

La crisis sanitaria terminó provocando una revolución académica. ¿Hasta dónde llegará? El paso de los días lo dirá, pero lo cierto es que el regreso a clases no volverá a ser igual a lo que estábamos habituados.
Escuchar este artículo

Las universidades y demás establecimientos educativos, públicos y privados se preparan para un regreso gradual a las actividades académicas, dentro de la reactivación de la vida en el país y el planeta, que probablemente se dará a inicios del segundo semestre de este año. No obstante, la virtualidad ha sido la manera que ha permitido a docentes y estudiantes seguir adelante con el desarrollo de los planes académicos y sortear esta sorpresiva pandemia.

Debe resaltarse que es la primera vez, desde cuando hace más de mil años la cultura Occidental desarrolló el proceso educativo concentrando a estudiantes y profesores en recintos cerrados, aulas y bibliotecas, que el regreso a clases no conlleva la presencia física de profesores y educandos en edificaciones.

Esta vez el regreso a clases es distinto, es virtual y la forma de transmitir el conocimiento será muy diferente al sistema empleado hasta hace muy pocos meses.

Si bien en las últimas décadas un número cada vez más alto de planteles educativos ha incursionado en la educación virtual, de golpe y porrazo se han trasladado las aulas de clases y los planteles educativos al interior de ese pequeño aparato llamado computador.

Vivimos una revolución tecnológica en materia académica, cambiaron los procesos y usos educativos, la forma de comunicarse entre estudiantes y profesores y fueron mandados al rincón de las remembranzas el tablero, el salón de clase, las cafeterías estudiantiles, los pupitres.

El computador gobierna el proceso educativo y herramientas electrónicas de carácter pedagógico tales como Zoom, Moodle, Google Hangouts, las evidencias, etc., desplazaron lo que antes se usaba.

Establecer hasta dónde llegarán los cambios en materia educativa es imposible. Hace 500 años, cuando el 31 de octubre de 1517, en Wittenberg, Alemania, un monje que era profesor en la Universidad de dicha ciudad, clavó en la puerta de la iglesia de Todos los Santos un papel que contenía sus 95 tesis, lo último que se proponía era escindir a su iglesia, dividir a Europa y Occidente en campos enfrentados, pero el resultado terminó desbordando todos los pronósticos: tal acto cambió radicalmente a Occidente.

El 1 de enero de 2020 un hecho inesperado, insospechado, de orden sanitario, un coronavirus, provocó una pandemia, puso en jaque al orbe y a la especie humana. El hombre no ha tenido respuestas certeras al diminuto enemigo y la cibernética está siendo la herramienta apta para llevarnos al umbral de profundos cambios educativos.

La crisis sanitaria terminó provocando una revolución académica. ¿Hasta dónde llegará? El paso de los días lo dirá, pero lo cierto es que el regreso a clases no volverá a ser igual a lo que estábamos habituados.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.