viernes, 20 mayo 2022
martes 25 de enero de 2022 - 12:00 AM

Los alcaldes deben asumir su responsabilidad en el problema del transporte en el área

es de la mayor trascendencia, el hecho de que el juez haya resaltado la necesidad de que las alcaldías de Floridablanca, Piedecuesta y Girón se pongan a tono con el cumplimiento de sus compromisos con el Sistema Integrado de Transporte Masivo, pues el mismo afecta, de una u otra manera, a más de 500 mil personas que viven en sus municipios.

Una acción popular que transitó lentamente por los pasillos del palacio de justicia durante cinco largos años, interpuesta por las abogadas Claudia Patricia Riátiga Barajas y Eugenia Aguilar Rueda, llevó al Juzgado Séptimo Administrativo Oral del Circuito Judicial de Bucaramanga, a ordenar que en un plazo de seis meses se haga el rediseño del sistema de transporte urbano a fin de garantizar a los usuarios del mismo en toda el área metropolitana un servicio seguro y con una completa cobertura, esto en virtud de que ni siquiera desde el comienzo de la operación de Metrolínea se alcanzó a todos los barrios del área y hoy, muchos de los que sí se cubrían, han quedado desatendidos.

De la decisión judicial no solo es importante el hecho de que se llame la atención sobre el deficiente servicio que presta Metrolínea y el cubrimiento cada vez menor de los sectores del área con necesidades grandes en oferta de transporte público, también es significativo que el fallo apunte a que las condiciones del servicio deben ser las de un sistema cómodo, seguro, eficiente, en una palabra, digno para los miles de personas que a diario usan el Sitm, pagan una tarifa y esperan a cambio la mejor experiencia posible.

Pero, aparte de todo esto, es de la mayor trascendencia, el hecho de que el juez haya resaltado la necesidad de que las alcaldías de Floridablanca, Piedecuesta y Girón se pongan a tono con el cumplimiento de sus compromisos con el Sistema Integrado de Transporte Masivo, pues el mismo afecta, de una u otra manera, a más de 500 mil personas que viven en sus municipios. Dejar la responsabilidad de todo exclusivamente sobre quien encabece la alcaldía de Bucaramanga y la gerencia de la empresa, es una actitud evasiva e indolente, que hasta ahora ha hecho carrera, en esta y otras sensibles materias que tienen que ver con el área metropolitana.

A los alcaldes de los tres municipios conurbados con Bucaramanga suele fastidiarles que se les hable de la necesidad, cada día más urgente, de conformar un Distrito Metropolitano, pero la verdad es que cada vez hacen menos por demostrar que sus ejecutorias tienen alguna trascendencia sobre la vida de sus gobernados. En el caso del Sitm, para Metrolínea es crucial que los alcaldes cumplan con sus obligaciones con la empresa y que asuman de una vez por todas la responsabilidad política que también les cabe en el problema del transporte en el área metropolitana.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también