miércoles, 22 septiembre 2021
jueves 01 de julio de 2021 - 12:00 AM

Otra muerte en la autopista a Piedecuesta y la respuesta estatal sigue siendo ninguna

a pesar de las reiteradas advertencias, las autoridades han desoído el reclamo y prácticamente la súplica de los ciudadanos preocupados con esta situación y en lugar de actuar en consecuencia, han recurrido al consabido recurso de evadir responsabilidades excusándose en otras autoridades.
Escuchar este artículo

Al comienzo de esta semana se produjo otra muerte en la autopista que de Floridablanca conduce a Piedecuesta en un tramo de la vía en el que con frecuencia se producen percances y que ha dejado hasta ahora un balance trágico en los últimos tres años, de 78 accidentes con un número alto de heridos y tres muertes. Vanguardia ha denunciado varias veces esta situación, ha llamado la atención de las autoridades durante varias administraciones y ha señalado claramente la importancia de que se atienda directamente el problema que se ha señalado sobre la calzada, cosa que no ha ocurrido.

Esas publicaciones hechas por el periódico, más la campaña que en el sitio directamente ha hecho Adriana Rincón, madre de Luis Carlos Caicedo Rincón, una de las víctimas mortales, demuestran que, a pesar de las reiteradas advertencias, las autoridades han desoído el reclamo y prácticamente la súplica de los ciudadanos preocupados con esta situación y en lugar de actuar en consecuencia, han recurrido al consabido recurso de evadir responsabilidades excusándose en otras autoridades. Aunque lo que está aquí en juego constantemente son las vidas humanas, las respuestas de los funcionarios locales, en este caso de Piedecuesta, muestra la misma displicencia de cuando se les reclama por la poda de los separadores de la autopista, es decir, que por ser vía nacional, quien debe responder es Invías.

Con ese recurso, evidentemente facilista y evasivo, se ha prolongado un problema que, como acabamos de ver, sigue produciendo muertos en la autopista a Piedecuesta en un tramo en el que, según los expertos, los vehículos adquieren mayor velocidad “porque el pavimento permanece mojado por culpa de una falla geológica que atraviesa al sector”, y, como lo señala doña Adriana Rincón, no ha habido una tragedia mayor porque afortunadamente no ha sido un bus el que resbale y se accidente en este lugar.

Sea cual fuere la entidad que la ley determine como responsable de adelantar la obra necesaria para rectificar el problema en este lugar de la autopista, lo cierto es que lo que los electores esperan de sus alcaldes no es que descargue sus obligaciones en los hombros de otros, sino que los represente y defienda ante cualquier situación, como la que comentamos; que sea un líder de su comunidad que exija, hasta conseguirlo, que Invías cumpla con su deber y deje de ponerse en riesgo la vida de los piedecuestanos y demás personas que circulen por allí.

editorial
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también