miércoles, 25 noviembre 2020
martes 20 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Se requiere claridad en el proceso de los Parques Recrear

El grado de indefinición con que la Alcaldía ha actuado desde que hizo el anuncio sobre Recrear, o al menos la falta de socialización de sus objetivos y razones, deja la idea de improvisación, pues es deficiente la información con la que se ha comunicado todo el asunto...
Escuchar este artículo

Luego de 38 años de existencia, la Corporación Parques Recrear desaparece y desde el próximo 1 de diciembre pasan sus ocho parques en Bucaramanga y uno en Girón a ser administrados por las alcaldías. En lo que tiene que ver con la capital santandereana, la Corporación tenía como principal aportante para su sostenimiento a la Alcaldía, pero la administración de Juan Carlos Cárdenas decidió poner fin a ese apoyo y asumir la administración de los parques, sobre los que hasta el momento no se conoce qué planes tiene la administración municipal, para garantizar que estos centros de recreación no pierdan su función principal ni se deterioren.

El grado de indefinición con que la Alcaldía ha actuado desde que hizo el anuncio sobre Recrear, o al menos la falta de socialización de sus objetivos y razones, deja la idea de improvisación, pues es deficiente la información con la que se ha comunicado todo el asunto. Esta falta de claridad ha hecho que empiecen a aparecer situaciones críticas, comenzando por los 82 empleados que desde hace días han denunciado la incertidumbre frente a su futuro laboral y su temor de que se desconozcan sus derechos, bien sea para continuar con sus trabajos, o para que se paguen total y oportunamente sus liquidaciones, en caso de declararse su retiro.

La falta de claridad de la administración local hace que se tiendan velos sobre, por ejemplo, las motivaciones de la decisión del municipio de tomar la administración de los Parques Recrear o la forma como los va a sostener para que sigan prestando la labor social que los ha distinguido, o de qué manera se le va a garantizar a la ciudadanía que estos establecimientos no van a convertirse, en este o futuros gobiernos, en cajas menores de la corrupción o la politiquería, tan ávida de reductos desde los que pueda hacerse con porciones de poder o directamente con el dinero público.

Ojalá el alcalde Cárdenas pueda darle a la ciudadanía todas las respuestas a estas y otras preguntas, pero, sobre todo, es deseable que exponga cuáles fueron los estudios y planeaciones suficientes para tomar esta determinación, y no que se haya tomado decisiones sin claridad de propósito al respecto.

Además del respeto y atención que merecen los trabajadores de Recrear, lo que la opinión está pidiendo conocer es el compromiso del alcalde Cárdenas con la transparencia, con las necesidades de la comunidad y con el discurso con el que se propuso a los electores en la pasada campaña política.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.