sábado, 19 septiembre 2020
viernes 07 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Vía Girón-Zapatoca, otra pieza en el catálogo de las obras eternas

En pocas palabras, demoró menos tiempo Geo Von Lenguerke en hacer a lomo de mula el camino entre estos dos municipios, abriendo trocha a machete y enterrando lajas de piedra.
Escuchar este artículo

Una vez más conocemos de un anuncio oficial que nos asegura que, ahora sí, se va a retomar y a terminar la pavimentación del tramo de la vía que comunica a Girón con Zapatoca, en la vereda Chocoita, pero la historia de esta obra no nos sugiere optimismo, sino que nos trae el recuerdo de decenas de incumplimientos, años de promesas incumplidas, retrasos, paralizaciones y muchas sospechas de corrupción.

En pocas palabras, demoró menos tiempo Geo Von Lenguerke en hacer a lomo de mula el camino entre estos dos municipios, abriendo trocha a machete y enterrando lajas de piedra por esa montaña ardiente, que lo que hoy se han gastado, uno tras otro, los gobiernos con toda clase de maquinaria y adelantos disponibles.

Hablamos de un tramo de seis kilómetros que hay entre la Ciudadela Nuevo Girón y la vereda Chocoita, que quienes lo transitan regularmente saben que es un corredor de huecos y polvo que, por peligroso, se hace intransitable en tiempos de lluvias. Se trata de la vía que une a Zapatoca con Bucaramanga, lo que, en otros términos, equivale a decir que es la mejor opción terrestre para llegar a este hermoso e importante municipio santandereano que es, sin duda, una de las más prometedoras reservas turísticas de Santander.

El mismo anuncio que se hizo ayer, sobre los mismos trabajos, en el mismo tramo, lo hizo el 10 de enero de 2019 la misma Gobernación, pero durante la administración anterior y si seguimos el hilo, encontraremos signos similares que solo prueban el persistente incumplimiento de los gobiernos con los bumangueses, los gironeses y los zapatocas, con una obra que debería volverse prioritaria si miramos el potencial turístico, que ya enunciamos, pero además el comercial, agrícola, ganadero, artesanal, etc, que tiene Zapatoca y sus municipios vecinos. En la reciente emergencia causada por los derrumbes en la vía Bucaramanga al puente de Chicamocha, una de las variantes obligadas para transportar carga fue esta vía, a pesar de su mal estado.

En fin, aunque son pocas las expectativas, dada la pésima hoja de vida de la obra, esperamos que esta vez se cumpla con lo anunciado y que tanto el tramo sin pavimentar se concluya, como se proceda a la repavimentación en los tramos que también esperan intervención hace años, en los kilómetros cercanos a Zapatoca.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.