martes, 24 mayo 2022
sábado 14 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Estas son las propuestas de los presidenciables para Santander

Con el objetivo de promover un voto informado, Vanguardia presenta las propuestas de los candidatos presidenciales en temas claves para la región.

La región centro oriente, de la que hace parte Santander, se ha convertido en un territorio clave para la estrategia electoral de las campañas presidenciales. El electorado santandereano tiene características particulares y el departamento necesidades que requieren propuestas y soluciones urgentes y viables.

Además: Los cambios en el E-14 para las elecciones presidenciales

Es así como este departamento, con un potencial electoral de casi 1 millón 800 mil votantes, se ha convertido en uno de los territorios con mayor valor para las campañas de cara a la primera vuelta presidencial del 29 de mayo, ya sea para confirmar su favoritismo o para recuperar terreno en la carrera por la Casa de Nariño.

Con el foco de las campañas políticas concentrado en esta región del país, (ayer Federico Gutiérrez estuvo en Bucaramanga y Gustavo Petro hará lo propio la próxima semana), Vanguardia presenta las principales propuestas para el desarrollo de Santander en el próximo cuatrienio, presentadas por los cuatro candidatos con mayor posibilidad de ganar, según las encuestas.

Protección del páramo de Santurbán, lucha contra la corrupción y migración venezolana, son los temas que presentamos en esta primera entrega de informes sobre las propuestas que mencionan los candidatos en sus programas de gobierno, en caso de convertirse en el próximo Presidente de la República.

PROTECCIÓN DEL PÁRAMO DE SANTURBÁN

Gustavo Petro

Un rotundo no. Santurbán no se toca. Protegeremos como patrimonio estratégico del planeta la estrella hídrica del páramo de Santurbán y las cuencas del Sistema de Páramos del Gran Santander. Las empresas públicas de agua se fortalecerán para optimizar su uso, pero también para ampliar la cobertura de agua potable a las zonas dispersas de la región.

Ordenaremos el territorio alrededor del agua como el camino fundamental en la planeación para la vida, más allá de las lógicas del mercado que segregan y depredan nuestras regiones. Impulsaremos las actividades productivas acordes con la protección de la naturaleza y en armonía con las prácticas culturales, los procesos organizativos comunitarios en función de la autonomía y la gobernanza ambiental del territorio.

Restableceremos el acceso equitativo al agua para los diversos usos, incluyendo las nuevas iniciativas de reactivación productiva del campo, bajo un esquema de gestión pública donde las cargas y beneficios no generen segregación ni privilegios.

Federico Gutiérrez

El páramo de Santurbán no se toca. Aquí hay que decir que vamos a seguir cuidando todas las regiones del país. El páramo, el agua, la vida, son las primeras cosas en la escala de prioridades y valores. En mi gobierno la protección de los páramos va a ser una prioridad. No se puede perder de vista que los municipios de Santander tienen una larga tradición minera, no en vano hay municipios con nombres como California y Vetas.

Frente a la licencia ambiental de Santurbán, la autoridad a--mbiental deberá tomar la mejor decisión de manera independiente, a partir de los estudios requeridos.

Los pequeños mineros, que han ejercido la actividad tradicionalmente en el territorio podrán seguir desarrollando su actividad, donde sea ambiental y económicamente viable, y contarán con el apoyo del Gobierno nacional con asistencia técnica y acompañamiento para alcanzar su formalización; conmigo los santandereanos, pueden tener la certeza que sus fuentes hídricas estarán protegidas, y que la delimitación se realizará, a partir de información técnica y de la mano con las comunidades

Rodolfo Hernández

Bucaramanga rechaza el proyecto minero de Minesa, emporio empresarial de los Emiratos Árabes, que pretende sacar el oro de la montaña y destruir las fuentes que abastecen de agua a más de dos millones de personas.

Cuando se depende de la energía de extracción, la esperanza del cambio social se desvanece, mientras el medio ambiente se acaba, sin camino de vuelta. En un país sin vías terciarias para la comercialización del producto campesino, predomina la guerra por el abandono estatal. En un país sin vivienda digna no se vive, se sobrevive. Proponemos una transformación profunda; porque un ser humano con hambre no es otra cosa que el fracaso de nuestro sistema socioeconómico.

Proponemos alcanzar la cobertura universal, pero con agua de calidad, y se avance significativamente en la implementación general de los cuatro programas que hacen parte del saneamiento básico del país: Programa de Agua Potable; Limpieza y Desinfección; Control de Plagas; y Manejo de los Desechos Sólidos y Líquidos y Desechos Peligrosos.

Sergio Fajardo

No a la minería en Santurbán, este departamento tiene la capacidad para avanzar en otras áreas del desarrollo. Colombia debe encaminarse hacia una transición energética pertinente, incluyente, justa, generadora de bienestar y de un crecimiento económico que genere empleos . Para avanzar de forma decidida en la reducción de la economía basada en la minería del carbón y de las emisiones, se requiere una visión estratégica, que combine el sentido de urgencia con la protección de la seguridad energética del país.

Esta es, además, la oportunidad más importante de este siglo para generar desarrollo sostenible con nuevas fuentes de trabajo en múltiples regiones. Para la consecución de este objetivo.

Avanzaremos en la generación de energías renovables al 30% o más de la capacidad instalada del país en 2026.

Llevaremos la transición energética al hogar con la transición de gasodomésticos y leña a electrodomésticos. Convertiremos la transición energética en un proyecto educativo y de oportunidades, con perspectiva de género,

Lucha contra la corrupción

Gustavo Petro

Restauraremos el equilibrio y la independencia de los poderes públicos, fortaleciendo su autonomía funcional y financiera. Respetaremos efectivamente el sistema de pesos y contrapesos y derrotaremos a las mafias que han cooptado los poderes públicos y amenazan su estabilidad.

Promoveremos una reforma a la justicia que tenga como pilares: la independencia judicial, la meritocracia, autonomía administrativa y presupuestal, lucha contra la corrupción, acceso expedito de la ciudadanía al sistema judicial mediante herramientas tecnológicas. El mecanismo de elección del fiscal general igualmente debe estar basado en los méritos y la total independencia del gobierno de turno.

Propondremos una reforma a la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de la República para responder al mandato que la Constitución Política de 1991 les otorgó, respetando el sistema de pesos y contrapesos y el equilibrio de poderes, para lo cual deben eliminarse la duplicidad de funciones, las grandes, ineficientes y costosas nóminas nacionales y territoriales.

Federico Gutiérrez

Un proyecto de construcción de país sólido debe ser capaz de recuperar la confianza ciudadana en sus gobiernos, sus instituciones y en sí misma; la cual ha sido destruida por la corrupción. Acabar con la corrupción requiere instrumentos de política efectivos, un liderazgo íntegro, una ciudadanía crítica y empoderada, transformaciones culturales y sistemas permanentes de prevención, monitoreo, detección y sanción oportuna. Así como un trasfondo ético y una conciencia ciudadana que sustente nuestras actuaciones.

Aunque existen avances relevantes en la implementación de herramientas tecnológicas para la contratación pública, Secop, es importante acelerar ese proceso para que toda la contratación pública se adelante por esa vía; así como complementarla con instrumentos tecnológicos adicionales (blockchain e inteligencia artificial). Es así como el sistema de contratación será inalterable y existirá trazabilidad de todas sus actuaciones.

Es urgente combatir la corrupción con el apoyo de toda la ciudadanía, con hechos que nos permitan prevenir.

Rodolfo Hernández

En una sociedad en la que el hambre es producto de la corrupción, de funcionarios incompetentes, de contratistas que exprimen los recursos públicos, la violencia siempre será un riesgo latente. En una sociedad en la que los derechos fundamentales se transan o se invisibilizan tras un velo que expande progresivamente la brecha social, la igualdad queda “en veremos”.

Cuando se depende de la energía de extracción, la esperanza del cambio social se desvanece, mientras el medio ambiente se acaba, sin camino de vuelta. En un país sin vías terciarias para la comercialización del producto campesino, predomina la guerra por el abandono estatal. En un país sin vivienda digna no se vive, se sobrevive. Proponemos una transformación profunda; porque un ser humano con hambre no es otra cosa que el fracaso de nuestro sistema socioeconómico.

Un ser humano con hambre es capaz de violentar, y no porque sea violento por naturaleza, sino porque la exclusión generada por un Estado que normalizó la corrupción.

Sergio Fajardo

La lucha contra la corrupción y la construcción de confianza en las instituciones ha sido mi obsesión desde que tomé la decisión, hace más de 20 años, de pasar de la universidad a la política. La corrupción es una empresa criminal tanto o más difícil de combatir que las bandas criminales o las guerrillas y los daños que ocasiona son similares. Entre corruptos y violentos han logrado, en el fondo, lo mismo: limitar el desarrollo social con equidad convirtiendo en migajas las oportunidades de las personas con mayores necesidades y debilitar nuestra democracia.

Pasaremos de políticas y estrategias anticorrupción generales a planes y programas por sectores y definidos en contextos territoriales. El exceso de unificación y centralización en el combate a la corrupción ha llevado a que las medidas no se compadezcan con los riesgos de corrupción en lo cotidiano. En mi gobierno la prevención y lucha contra la corrupción estará enfocada en la problemática de cada sector, con metas territoriales y mecanismos de seguimiento desde las organizaciones sociales que la sufren.

Migración venezolana

Gustavo Petro

La enorme inmigración venezolana tiene su origen en profundos errores de políticas económicas del vecino país, que no estimuló la producción sino la extracción de petróleo, y del bloqueo, al cual ha ayudado el propio gobierno colombiano. Un levantamiento del bloqueo llevará a que centenares de miles de venezolanos voluntariamente quieran regresar a su país, y en eso debemos ayudar también; pero centenares de miles se quedarán en nuestra patria, a ellos la mejor de las acogidas.

El incremento de nuestra población con la inmigración debe ser pensado en términos productivos para que ayude a generar riqueza común. Por ello programas de reforma agraria sobre todo, en el piedemonte llanero y la altillanura pueden proporcionar una base de nuevo desarrollo.

Todo trato al inmigrante debe enmarcarse en la apertura a la legalidad, el buen trato y las decisiones libres del migrante.

Colombia Humana nunca estará al lado de políticos xenofóbicas y excluyentes.

Federico Gutiérrez

Es un tema muy difícil frente al cual creemos importante mantener el trabajo de apoyo y acompañamiento del gobierno nacional a los gobiernos regionales, especialmente en las zonas de frontera, para fortalecer sus capacidades y recursos que les permitan abordar las diferentes manifestaciones de la migración en sus entornos. Debido a esto:

• Brindaremos protección, asistencia humanitaria, e inclusión socioeconómica a migrantes venezolanos, colombianos retornados y comunidades receptoras.

• Mantendremos la implementación del Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos, y

• Extenderemos la oferta social e integral a la población migrante venezolana elegible con el Estatuto Temporal de Protección. Y

• Fortaleceremos nuestra presencia estatal para combatir la delincuencia y la criminalidad organizada y brindar seguridad a la población que se encuentra en nuestro lado de la frontera.

Rodolfo Hernández

Es necesario brindarles herramientas a las capitales para afrontar el tema migratorio. La coyuntura de los países vecinos ha puesto desafíos internos para atender a esta población, es un asunto de humanidad. Nos duele su destino, pero como no queremos convertirnos en sede del caos por cuenta de los errores de otros regímenes, debemos actuar, velar por sus derechos y sanear en lo posible sus flagelos, asegurando nuestro propio bienestar.

Es apremiante diseñar una política migratoria solidaria con el pueblo venezolano, preservando los intereses y necesidades de los colombianos.

Fortalecer el trabajo de identificación y caracterización de la migración venezolana. Realizar un diagnóstico de las problemáticas y necesidades evaluando cuáles pueden ser atendidas por el Estado colombiano y cuáles requerirán apoyo de la comunidad internacional.

Establecer un plan de trabajo con la ONU, la Organización Internacional de Migraciones y países de América Latina, para asumir la contingencia humanitaria de la migración masiva.

Sergio Fajardo

No he sido, ni soy, ni seré, chavista, ni castrochavista, ni madurista. Pero la política de relaciones exteriores del actual gobierno ha sido pésima. Desde Arauca hasta el Catatumbo, están sufriendo la peor barbarie que puede sufrir un país y es sacar corriendo a sus habitantes por hambre. Hay que establecer contactos, vínculos entre ambos países a nivel de cancillerías. Restablecer los consulados colombiano en Venezuela y comenzar a discutir cómo se puede actuar para dar solución a esta migración masiva de venezolanos.

Nuestra política exterior defiende la democracia, la preservación del Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos. Una política de relaciones exteriores inspirada en la equidad de género, en la que el derecho a la igualdad de la mujer ocupa su lugar como un bien público universal y no se agota en la paridad. Vamos a robustecer y profesionalizar, cada vez más, el servicio exterior y su institucionalidad, como pilar que fundamenta nuestra propuesta.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Oscar Iván Rey

Periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana. Reportero de la página Política y miembro de la Unidad Investigativa desde el 2015.

Desde estos espacios ha llevado a cabo una serie de trabajos de investigación periodística sobre las estructuras del poder político en la región y desnudar las diferentes formas de corrupción que se presentan en el sector público de Santander.

@oscarivanrey

orey@vanguardia.com

Lea también