viernes, 25 noviembre 2022
viernes 30 de septiembre de 2022 - 8:20 AM

Hay 44 sin diploma: Así está el nivel de estudios del Congreso

Un estudio identificó a los congresistas con más y con menos formación académica; solo 6 tienen doctorado. ¿Falta más preparación?

En Colombia hay personas que devengan un salario mensual de 35,3 millones de pesos pagado por el Estado, a pesar de no tener siquiera el título de bachiller. Así suene inverosímil, esa es la realidad de algunos congresistas, que reciben esa cuantiosa suma sin tener un título profesional, debido a que la ley no lo exige.

Así quedó en evidencia gracias a un informe del Observatorio de la Universidad Colombiana en el que se hizo una radiografía sobre el nivel de formación académica de los legisladores colombianos que iniciaron su periodo el 20 de julio pasado y que ocuparán su curul hasta 2026.

El informe detalló que congresistas mediáticos del país como Wilson Arias (Pacto Histórico), Aída Avella (Pacto Histórico), Ariel Ávila (Alianza Verde), Miguel Polo Polo (curul afro), Alirio Barrera (Centro Democrático), Gustavo Bolívar (Pacto Histórico) y María Fernanda Cabal (Centro Democrático) tienen hojas de vida con menores niveles de formación profesional formal.

Lea aquí: Telegestión y alumbrado público, la nueva pelea entre Rodolfo Hernández y Juan Carlos Cárdenas

En contraste, hay otros con altos niveles de formación que pasan desapercibidos debido a que son poco reconocidos ante la opinión pública. Es el caso de Andrea Padilla (Alianza Verde), Jairo Cristo Correa (Cambio Radical), Wílder Escobar Ortiz (Gente en Movimiento), Ana Paola Agudelo (Mira), Gabriel Becerra Yáñez (Unión Patriótica) y Karina Espinosa Oliver (Partido Liberal).

El Observatorio analizó las hojas de vida que divulgaron 275 congresistas, 109 senadores y 166 representantes a la Cámara, y se advirtió que en Colombia no se exige que los legisladores suban a un repositorio las credenciales de su formación académica, pues no hay un nivel de educación exigido para llegar al Congreso.

“44 no reportan ningún estudio universitario a nivel de pregrado, bien sea técnico profesional, tecnológico o profesional universitario; 108 registran algún pregrado como máximo nivel de estudios, y solo 6 reportan algún nivel de estudio a nivel de doctorado. Otros 44 registran una o más especializaciones como máximo nivel de estudios y 73 tienen maestría”, dice el informe.

En esa línea, se detalló que entre quienes no registran estudios superiores están los 10 congresistas del Partido Comunes (antes Farc), pero también políticos tradicionales. Pero eso no es todo, el informe además arrojó que senadores como Bolívar, Álex Flórez y María José Pizarro cuentan con estudios universitarios de pregrado iniciados, pero aún no titulados.

“Este informe muestra la tendencia y en algunos casos los datos pueden tener un sesgo nacido de lo presentado por los propios legisladores y no por error en el análisis. Incluso, llama la atención que muchos ni siquiera dicen en qué universidad cursaron sus estudios de pregrado o posgrado o, incluso, si se titularon o no”, detalló el Observatorio.

También se hizo un ranking de los partidos con congresistas más preparados, que lideró el Mira, seguido por Cambio Radical, el Partido Liberal, el Partido Conservador y la Alianza Verde.

Discusión que sigue vigente

La formación académica de los legisladores en Colombia es un asunto que cada cuatro años –cuando se elige el nuevo Congreso– se discute. Uno de los más cuestionados por este asunto fue Ernesto Macías, senador entre 2018 y 2022, quien tuvo que revelar su título de bachiller porque sus opositores lo señalaron de haberlo falsificado. Tanto fue el revuelo con el tema que incluso Macías publicó un libro en tono de humor que tituló ‘Crónicas de un bachiller’.

Más allá de la anécdota del exsenador del Centro Democrático, hay un debate de fondo que se enfoca en cuestionar el porqué quienes crean las leyes en el país no están obligados a tener una amplia preparación académica. La respuesta está en la Constitución colombiana, pues nunca se definió ese requisito legal para aspirar a una curul en el Congreso (ver Nota anexa).

Lea aquí: ¿Burocracia y pago de favores? Así conformaron sus UTL congresistas santandereanos

A favor de los congresistas está el hecho de que hacer bien su trabajo legislativo no depende del nivel de formación académica, pues incluso el Estado le garantiza a cada congresista una amalgama de asesores que puede contratar a través de su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL). No obstante, no deja de llamar la atención el hecho de que con un diploma de bachiller, o sin él, una persona se gane 35 salarios mínimos al mes.

Congresistas preparados, pero poco reconocidos

Andrea Padilla: Su principal bandera es la defensa de los derechos de los animales es la que más educación suma, de acuerdo al informe del Observatorio de la Universidad Colombiana. Padilla tiene estudios de Psicóloga, dos maestrías en el exterior en Criminología y Pensar y Gobernar las Sociedades Complejas, y es doctora en Derecho. Después de ser elegida en 2019 como concejal de Bogotá, Padilla renunció y dio un salto al Senado avalada por la Alianza Verde.

Wílder Escobar Ortiz: Es Ingeniero industrial especialista en Finanzas Públicas y en Administración en Salud. También tiene una maestría en Desarrollo Regional y Planificación del Territorio y en Administración Pública. Su experiencia en el sector público inició en la Alcaldía de Samaná, Caldas, que dirigió en el periodo 2012 - 2015. En 2022 se lanzó a la Cámara de Representantes a través del movimiento político ‘Gente en Movimiento’, por lo que es uno de los recién llegados al Congreso.

Jairo Cristo Correa: Es licenciado en educación, biología y química, y abogado. Además, tiene especializaciones en gestión educativa; informática educativa; y en proyectos informáticos. A esto se le suma que tiene un doctorado en gerencia pública y política social. En su hoja de vida se destaca que ha ejercido docencia en la ciudad de Cúcuta. En 2018 llegó a la Cámara con el aval de Cambio Radical y en 2022 logró ser reelegido y mantuvo su curul.

Ana Paola Agudelo: Es una legisladora que defiende los principios cristianos y de acuerdo a su hoja de vida es graduada en Lenguas Extranjeras y Negocios internacionales y tiene maestría en Economía Social. Su llegada al Congreso se registró en 2014 cuando ocupó la curul de los colombianos en el exterior, debido a que vivió y estudió en España y en 2018 fue elegida senadora de la República. En las elecciones legislativas de 2022 se reeligió. Las tres ocasiones recibió el aval del partido Mira.

Visibles, pero con poco nivel de estudios

Alirio Barrera: Según el informe del Observatorio, este congresista del Centro Democrático solo cursó la primaria. A pesar del bajo nivel de estudios, a Barrera se le conoce en el departamento de Casanare por ser empresario, comerciante y ganadero. Su debut en la política electoral se dio en 2004 cuando fue elegido concejal de Aguazul, Casanare. Luego, en 2016 fue elegido gobernador de ese mismo departamento y en las pasadas elecciones legislativas logró una curul en el Senado.

Gustavo Bolívar: Es reconocido por ser uno de los más cercanos al presidente Gustavo Petro. Se tiene registro de que tiene título de bachiller y aunque inició el pregrado en Comunicación Social en la Universidad de La Sabana, no se graduó. A pesar de no tener título profesional, Bolívar ha sido reconocido en el país por su labor como escritor, empresario y guionista. En 2018 llegó al Senado con la ‘Lista de la Decencia’ y en 2022 mantuvo su curul como cabeza de lista del Pacto Histórico.

Wilson Arias: Cursó estudios en el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), donde recibió formación en el área de la electromecánica, sin embargo no se graduó. Entre sus principales temas de interés profesional se destacó la lucha sindical, pues fue presidente del Sindicato de Empleados Públicos del SENA, Sindesena, y miembro del Comité Ejecutivo Nacional de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). Fue concejal de Cali y representante a la Cámara por el Polo Democrático.

Miguel Polo Polo: En 2018 se graduó como técnico profesional en procesos de gestión pública y recientemente recibió su grado de Administración Pública en la Universidad de Cartagena. Es uno de los recién llegados al Congreso de la República y ocupa la curul afro en la Cámara de Representantes. A pesar de su corta experiencia en el sector público, Polo Polo es reconocido debido a su activismo político de derecha, por lo que es considerado como un influenciador en redes sociales.

Le puede interesar: Juez ordenó levantar medidas cautelares a bienes del embajador Benedetti

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también