lunes, 28 noviembre 2022
miércoles 28 de septiembre de 2022 - 12:00 AM

Leonidas Bustos: ¿cinco años de impunidad del cartel de la toga?

A pesar de pruebas, testimonios y solicitudes de expertos, cinco años después de ser salpicado en el escándalo del ‘Cartel de la Toga’, ordenan la captura del expresidente de la Corte Suprema de Justicia, José Leónidas Bustos.

La orden de captura emitida por la Corte Suprema de Justicia la semana pasada contra el exmagistrado José Leonidas Bustos Martínez, cinco años después de ser salpicado en el escándalo del ‘Cartel de la Toga’, abre muchos interrogantes sobre lo que pasó a lo largo de este periodo con el hombre que ocupó en algún momento la presidencia del alto tribunal.

Además: Ordenaron captura contra el exmagistrado Leonidas Bustos, cerebro del cartel de la toga

No bastaron las pruebas, los testimonios y las solicitudes desde diferentes ámbitos de la sociedad para comprobar su relación en medio del entramado de corrupción que enlodó a la justicia colombiana y que hoy tiene tras las rejas a varias personas que también resultaron inmersas en los hechos que se denunciaron a finales de 2017.

Bustos Martínez, junto con el también exmagistrado de la corporación Francisco Javier Ricaurte, fueron denunciados ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes en agosto de ese año, por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, ante los presuntos hechos de corrupción que habrían cometido cuando hicieron parte del alto tribunal.

En su momento se estableció que entre los abogados Luis Gustavo Moreno y Leonardo Luis Pinilla, conocido como ‘Porcino’, al parecer se llegó a un acuerdo monetario con los magistrados para lograr favorecimientos a favor de los congresistas Hernán Andrade, Musa Besaile y el exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos.

En ellas se confirmaba que esta red de corrupción movía tarifas que presuntamente movían sumas de dinero entre los $1.500 y los $3.000 millones para motivar decisiones. Para acabar de completar, el senador Besaile, en versión libre en la Corte Suprema de Justicia, manifestó que había sido víctima de extorsión.

“La extorsión de la cual fui víctima, la ratifiqué. No solamente me extorsionó a mí, sino que también extorsionó al exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, también extorsionó a Julio Manzur, a su hijo Wadith Manzur, extorsionó a un exalcalde de Villavicencio a quien le exigía la suma de $1.500 millones”, señaló Besaile en su momento.

A pesar de que Francisco Ricaurte decía ser inocente, en septiembre de 2017, ante el Juez 40 de control de Garantías, la Fiscalía le imputó cargos al expresidente de la Corte Suprema de Justicia por su presunta participación en el escándalo de corrupción y compraventa de decisiones judiciales, de las cuales, al parecer, también hacia parte Bustos Martínez.

Para 2018, la Fiscalía acusó formalmente a Francisco Ricaurte, por los delitos de concierto para delinquir, cohecho propio, tráfico de influencias y utilización de información privilegiada, así como ratificó su medida de aseguramiento.

Según el fiscal del caso, entre 2013 y 2016 Ricaurte, junto con el también magistrado Leónidas Bustos, “promovieron y dirigieron una organización criminal”, donde se derivan varios actos de corrupción que relacionan al senador Álvaro Ashton, Musa Besaile, Juan Carlos Abadía, Alejandro Lyons, Julio Manzur y Camilo Tarquino.

La investigación que adelantaba la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes por el llamado ‘Cartel de la toga’, se reactivó en 2019 con el radicado del escrito de acusación en contra del expresidente de la Corte Suprema de Justicia Leónidas Bustos, quien hoy se encuentra viviendo fuera del país, al parecer estaría en Canadá, al cual el congresista lo identificó como el cerebro de ese cartel.

La investigación que adelantaba la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes , calificó a Leonidas Bustos como el cerebro detrás del ‘cartel de la toga’.
Dos años después

Para 2019, dos años después de que se ventilara el entramado de corrupción en las altas cortes, el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, estaba extraditado en Estados Unidos; la Procuraduría formulaba pliego de cargos contra el exsenador Álvaro Ashton; la Corte Suprema enviaba a la cárcel a Gustavo Malo; y la Fiscalía imputaba cargos a Camilo Tarquino.

Todos con algún proceso en contra menos Leonidas Bustos, quien, al parecer, había viajado a Canadá, a pesar del proceso que se adelantaba en la Comisión de Acusaciones por los delitos de concierto para delinquir, tráfico de influencias de servidor público y cohecho propio.

Incluso su abogado, Eduardo Curtidor, desconocía su paradero: “Yo sabía que había viajado, pero no que había salido del país. Hasta el momento no tenemos ninguna medida de restricción de movilidad”, dijo el penalista al ser consultado en ese momento.

El exsenador Musa Besaile, quien había aceptado colaborar con la justicia en la JEP por el ‘Cartel de Corrupción’, fungía como testigo en el caso contra el exmagistrado Francisco Ricaurte, para dar más detalles del ‘Cartel de la toga’ en el pago de coimas para ayudar en su proceso de parapolítica.

El exsenador dijo que Moreno fue directo y le pidió $6.000 millones para detener la orden de captura. “O pagas o vas preso, así como le pasó a Julio Manzur”, fue la advertencia que, según Besaile, le hizo a Moreno, quien precisó que la plata la necesitaba antes de Semana Santa y en efectivo.

Esa plata, dijo Moreno, no era solo para él “sino para mi papá, para Pacho y un equipo”. Besaile le preguntó que a quién se refería como su papá y Luis Gustavo Moreno le escribió en una servilleta: Leonidas Bustos, presidente de la Corte.

A pesar de las revelaciones, el proceso quedó suspendido hasta finales de 2020 y principios del 2021: Luis Gustavo Moreno firmó un preacuerdo con la Fiscalía y se convirtió en testigo del ‘Cartel de la toga’, la Fiscalía imputó al abogado Luis Ignacio Lyons, la plenaria del Senado acusó formalmente al exmagistrado Bustos de haber sido el cerebro del llamado ‘Cartel de la toga’.

Sin embargo, el exmagistrado que abandonó el país una vez empezó su proceso en la Comisión de Acusaciones en el Congreso de la República, fungió como testigo contra Francisco Ricaurte.

Lea también: La anécdota del reloj fino por el que Leonidas Bustos habría hecho chanchullos

El presente

A hoy, Francisco Ricaurte se convirtió en el primer magistrado condenado por ‘El Cartel de la toga’. En lo que respecta a Leónidas Bustos, la plenaria del Senado lo declaró indigno y la Corte Suprema de Justicia emitió orden de captura en su contra.

Colprensa habló con Hernando Herrera, director de la Corporación Excelencia a la Justicia, sobre esta decisión que tomó el alto tribunal en la última semana, algo que ya había sido solicitado hace tres años.

“Estamos muy contentos con la decisión de la Corte, aunque en tiempo debía ser antes. Nosotros, en su momento, haciéndole seguimiento al caso hace años, pedimos a la Comisión de Acusaciones que se le extraditara, pero ellos nunca nos dijeron nada”, señaló Herrera.

Sobre lo que viene, Herrera aseguró que vienen varios mecanismos para que Bustos Martínez se presente ante la justicia.

“Lo que corresponde es la comparecencia de este señor, y en caso de que no sea así, habilita a las autoridades nacionales para concurrir con diferentes mecanismos nacionales para tráelo a Colombia, como librar circular roja de Interpol o poner en marcha un proceso de extradición.

Asimismo, aseguró que la solicitud de asilo del exmagistrado Bustos en Canadá no impide que sea capturado por autoridades internacionales y lograr cerrar una de las páginas más oscuras de las altas cortes en toda la historia de Colombia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también