lunes, 05 diciembre 2022
domingo 02 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Los cuestionamientos y retrasos en consultoría por $10 mil millones para la Ptar de Bucaramanga

En medio cuestionamientos, falta de publicidad e intereses políticos, Empas contrató una consultoría para estudios y diseños de la Ptar Río de Oro, que costó más de $10 mil millones y solo registra 21% de avance, a seis meses del plazo.

Comprometidos con la verdad

Sabemos que te apasiona estar bien informado y que quieres seguir conectado con el periodismo independiente, de calidad y las buenas historias. Por eso, te invitamos a considerar adquirir una suscripción digital.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por$12.900
por 2 MESES
OFERTA ESPECIAL
Precio regular: $26.800 Pago únicamente con renovación automática. Se renueva desde el tercer mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ESPECIAL
Suscríbete por $12.900 por 2 MESES Precio regular: $26.800 Pago con renovación automática. Se renueva desde el tercer mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Si tienes acceso a la suscripción digital pero no parece cargar correctamente el contenido, refresca tu acceso aquí.

Nuestra mejor noticia

En Vanguardia queremos que te mantengas bien informado. Te invitamos a considerar ser suscriptor digital y seguir conectado con el periodismo independiente y de calidad, investigaciones, buenas historias y todos nuestros contenidos.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por$12.900
por 2 MESES
OFERTA ESPECIAL
Precio regular: $26.800 Pago únicamente con renovación automática. Se renueva desde el tercer mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ESPECIAL
Suscríbete por $12.900 por 2 MESES Precio regular: $26.800 Pago con renovación automática. Se renueva desde el tercer mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Ya tengo mi suscripción:

o ingresa

Ingresar

Olvidé mi contraseña

Límite de dispositivos diarios alcanzado

Has alcanzado el límite de dispositivos diarios desde los cuales acceder a nuestro contenido.

Un año después de la firma del contrato para la realización de los estudios y diseños de la tan esperada Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, Ptar del río de Oro, con la que se busca mitigar la alta contaminación del principal afluente de la ciudad, el estratégico proyecto parece estar estancado y afectado por polémicas y cuestionamientos entre las entidades responsables de la solución.

Aedmás: Por intransigencia de la Empas, Ptar de Río de Oro se quedaría sin recursos de la Nación

Criticas a la falta de transparencia en la gestión precontractual, evasión del uso del Sistema Electrónico de Contratación Pública, Secop, secretismo e inexistente publicidad del proceso y posibles irregularidades en la convocatoria pública, que terminó con único oferente, hacen parte de la ‘corriente’ de problemas que hoy tienen esta etapa de estudios y diseños con un contrato apenas en 21% de ejecución y contra el tiempo, pues solo quedan seis meses para vencerse el plazo final.

‘Caudal’ de inconsistencias

Desde hace más de 10 años, expertos, veedores y sectores ciudadanos han insistido en la necesidad de instalar una planta para trar las aguas residuales del municipio de Bucaramanga y parte de Girón, que son vertidas directamente, sin nigún tratamiento, en el río de Oro, considerado el más contaminado de la región.

Sin embargo, a pesar del paso de las diferentes administraciones, solo hasta 2020 entidades responsables del tema como la Alcaldía de Bucaramanga, la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb; y la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander, Empas, emprendieron el trámite para la construcción de la Ptar.

En ese entonces la Alcaldía de Bucaramanga, la Gobernación de Santander, la Cdmb, el Acueducto Metropolitano, Empas, Esant y la Alcaldía de Girón, sostuvieron una serie de reuniones con el objetivo de suscribir un acuerdo de voluntades para solucionar ese que ahora es llamado “pendiente histórico”.

Luego de 12 reuniones y varios cambios en las resoluciones, finalmente todos los actores llegaron a un acuerdo y se disponían a firmar el convenio interadministrativo, que tendría un presupuesto de $14.679 millones, de los cuales $4 mil millones serían aportados por la Esant, $2 mil millones por el Acueducto, $4 mil millones por la Cdmb y $4.679 millones por Empas, para financiar los estudios y diseños de la Ptar. Pero el documento oficial jamás se pudo firmar debido a la intransigencia de funcionarios de la Cdmb y la Empas, que pretendían que los demás entes participantes del convenio no pudieran opinar ni intervenir en la elaboración de los pliegos de condiciones del proceso licitatorio a convocar.

Los suscriptores del presente documento consideramos que, los actores participan en igualdad de condiciones y las resultas del contrato de consultoría deben permitir que el producto de los estudios y diseños garanticen la siguiente etapa del proyecto, (etapa de inversión), sin limitación alguna”, se lee en una carta con tono de reclamo a la Empas con la que se cerraba la posibilidad del convenio interadministrativo y varias entidades se retiraban.

La misiva estaba firmada por José Luis Acero, Viceministro de Aguas y Saneamiento Básico de la época: Juan Carlos Cárdenas, alcalde de Bucaramanga, y Mauricio Aguilar, gobernador de Santander.

Recientemente el alcalde Cárdenas hizo público su descontento por el fracaso del acuerdo de voluntades, haciendo fuertes críticas a la entidad que hoy maneja el alcantarillado.

“Este caso es único en Colombia y el mundo, en el que la empresa de servicios públicos es juez y parte. Era una de las líneas estratégicas del Plan de Desarrollo y había unos recursos que íbamos a cofinanciar para el diseño, pero nos condicionaron el recibo de esos recursos a que jurídicamente se reservaban la propiedad intelectual, es decir, la potestad de definir cómo realizar y llevar a cabo el proceso licitatorio como les pareciera, y por eso nos tocó decir que no entrabamos. No firmamos, y eso se quedó sin la firma del alcalde de Bucaramanga porque yo no iba a permitir que los recursos de la ciudad se manejaran de esa manera. Vamos a tener que seguir dando ese debate”, señaló el alcalde.

Lea también: Cruce de versiones entre la Alcaldía de Bucaramanga con la Empas y Cdmb por retrasos en la Ptar de Río de Oro

Único oferente

Al día siguiente de que la Gobernación, la Alcaldía y el Ministerio se pararan de la mesa y rechazaran las condiciones de la Empas para los estudios de la Ptar, la entidad encargada del alcantarillado, en cabeza de su gerente, Ludy Elena Alemán, y la Cdmb suscribieron un acuerdo privado para financiar con recursos propios los estudios y diseños para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales del Río de Oro, para lo que destinaron $11.574 millones, Empas aportando $7.574 millones y la Cdmb, $4 mil millones.

Ya con el acuerdo privado y los recursos apropiados, la Empas, escudándose en su investidura como empresa de servicios públicos, que no está reglada por la Ley 80 o Ley de Contratación, resolvió convocar la Competencia Abierta 003-2021, para contratar los “estudios de preinversión correspondientes a prefactibilidad, factibilidad y diseños definitivos de la Planta de Tratamiento de aguas Residuales, Ptar Río Oro, y sus obras complementarias para las ciudades de Bucaramanga y Girón”, aprovechando su régimen y evitando usar el Secop.

Dicho contrato contaba con un presupuesto oficial de $10.521 millones y debía ser ejecutado en 18 meses, es decir un año y medio.

La falta de publicidad del proceso, debido a que no se utilizó Secop, provocó el reclamo de algunas veedurías ciudadanas que cuestionaban los términos de referencia (pliegos de condiciones), por ser tan específicos, y denunciaron un presunto direccionamiento del millonario proyecto.

“La entidad (Empas), no aplicó Pliegos Tipo como buena práctica contractual. Así mismo, llama la atención que exijan en uno de los contratos, inversiones superiores a los 70.000.000 millones de dólares. Se puede concluir que las condiciones planteadas en la experiencia busca abrirles la participación a empresas extranjeras específicas, tal y como efectivamente sucedió en el presente proceso. Además, se exige un capital de trabajo igual o superior al 75% del presupuesto oficial, estamos hablando de un capital aproximado de al menos $7.891.484.319, situación que complica la participación de potenciales oferentes”, se advirtió en uno de los reclamos de las veedurías.

Pero pesar de las observaciones de veedores y varios empresarios interesados en participar, la Empas continúo adelante con el proceso licitatorio sin modificaciones de fondo.

Según el acta de evaluación final de la Convocatoria Abierta 003 de 2021, por orden de la Gerencia, de manera previa, se había invitado a las empresas SGS Colombia, Apluss Norcontrol Colombia Ltda, y WSP Colombia, para que participaran en el ya cuestionado proceso, sin embargo, en el cierre del mismo el Consorcio Ptar Río Oro, integrado por las firmas españolas Airtificial Intelligence Structures S.A Sucursal en Colombia (22%); Getinsa Euroestudios SAS (33%); y la compañía nacional, Process Automation Technology SAS (45%), fue el único oferente que presentó una propuesta para realizar los estudios y diseños de la Ptar.

En la etapa de evaluación, el consorcio obtuvo una puntuación casi perfecta en los aspectos jurídicos, técnicos y financieros, incluso, su oferta económica fue muy similar al presupuesto oficial de la Empas para este contrato. Mientras la empresa de alcantarillado disponía como presupuesto final $10.521 millones, el único oferente presentó su propuesta por valor de $10.484 millones, es decir, tan solo $37 millones por debajo de la partida oficial.

Así mismo, con excepción de Airtificial Intelligence Structures S.A Sucursal en Colombia, que realiza la interventoría del proyecto de la Ptar de Barrancabermeja, las otras dos firmas no tienen experiencia certificada de trabajos en Ptar en el país.

Sin embargo, en el caso de la Ptar de Barrancabermeja no han faltado los problemas. La firma, representada por Raúl Buritica, comenzó un contrato de $8.702 millones y ya ha tenido adiciones de $1.770 millones, para un costo actual de $10.472 millones, sin descartar que se puedan presentar nuevas adiciones.

Las cuotas de Tavera

Además de la gerente de la Empas y el director de la Cdmb, los tres miembros del comité evaluador para la Convocatoria Abierta 003 de 2021 también tendrían alguna relación con el controvertido exgobernador de Santander, Didier Tavera.

Así se lo confirmaron a la Unidad Investigativa de Vanguardia varias fuentes al interior de la Corporación ambiental y la empresa de alcantarillado.

Según las fuentes, Álvaro Benavides Mateus, Asesor de Gerencia Contratación y Aspectos Jurídicos; Ignacio Díaz Medina, Subgerente de Tratamiento Integral de Aguas Residuales y Oscar Iván Rodríguez Mancilla, Subgerente administrativo y financiero, fueron nombrados por Ludy Elena Alemán, por orden de su jefe político Didier Tavera.

Álvaro Medina, Ignacio Díaz y Óscar Rodríguez, conformaron el comité evaluador que avaló la propuesta del Consorcio Ptar Río Oro.

Registros del Secop señalan que Álvaro Benavides Mateus, quien fue el encargado de la evaluación de los aspectos jurídicos del controvertido proceso, es un recurrente contratista de las Unidades Tecnológicas de Santander, UTS, institución que desde el 2015 viene siendo dirigida por Omar Lengerke, quien es esposo de Magda Tavera, sobrina de la excandidata a la Alcaldía, Claudia Lucero López (esposa del senador Miguel Ángel Pinto y tía del exgobernador Didier Tavera). Entre 2017 y 2019, Benavides Mateus firmó cinco contratos por más de $271 millones con las UTS.

Por su parte, Ignacio Díaz Medina, quien fue el encargado de la evaluación técnica del controvertido proceso, fue captado promoviendo las candidaturas a favor de Miguel Ángel Pinto y Diego Fran Ariza (ambos cercanos al clan Tavera), que en ese momento aspiraban al Senado de la República y Cámara de Representantes, respectivamente.

Le puede interesar: Alcalde de Bucaramanga solicita apoyo del Gobierno para construir la Ptar

Estudios empantanados

Tras el controvertido proceso, el primero de octubre del 2021, la Empas firmó con el Consorcio Diseños Ptar Río de Oro el Contrato de Consultoría 4135, con el objetivo de realizar los “estudios de preinversión correspondientes a prefactibilidad, factibilidad y diseños definitivos de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Ptar Río de Oro y sus obras complementarias para las ciudades de Bucaramanga y Girón”, por valor de $10.447 millones, para ser ejecutado en 18 meses.

Una vez legalizado el contrato, la firma ejecutora recibió un anticipo de $1.447 millones para comenzar el proyecto, el cual debía estar listo el 11 de abril del 2023.

Hoy, un año después, la Empas, a través de un derecho de petición, le confirmó a Vanguardia que el contrato de consultoría registra un avance físico de tan solo el 21% y financiero del 12%.

El archivo de contratos de la Empas para la vigencia 2021, revela que la entidad ya les giró los $10.476 millones del contrato de consultoría.

En otras palabras, el consorcio ya tendría la totalidad de los recursos del contrato, pero ha tenido avance en la ejecución solo en las dos primeras de las seis fases de la consultoría.

Según la respuesta de la Empas, el Consorcio Diseños Ptar Río de Oro, ha avanzado en 76% con el levantamiento, verificación, validación y actualización de los datos básicos y estudios relacionados con el análisis de los riesgos, debido a las características del predio en el cual se construirá la Ptar. Además, en la fase de prefactibilidad y estudios de alternativas, con base a las provisiones y datos obtenidos en la fase anterior, el contratista registra un avance del 80%.

Sin embargo, para las cuatro fases posteriores programadas en el contrato de consultoría, el consorcio registra cero por ciento en su ejecución, a falta de seis meses para que fenezca el plazo.

89%

de las aguas residuales de Bucaramanga son vertidas en el río de Oro, según cifras del Plan de Desarrollo municipal.

Problemas de financiación

Aún con los estudios y diseños cien por ciento ejecutados, los expertos y veedores ciudadanos ponen en duda la posible financiación de la nueva Ptar, la cual podría costar más de $400 mil millones.

Así lo manifestó el expresidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, Félix Jaimes Lasprilla, al recordar que en su momento el Ministerio de Vivienda también firmó la carta de desistimiento del convenio interadministrativo debido a la decisión de la empresa de servicios públicos de prohibir que los demás socios pudieran intervenir en la elaboración de los pliegos de condiciones para los estudios y diseños de la Ptar.

“El Ministerio fue contundente en manifestar que si ellos no estaban, posteriormente no iban a avalar esos estudios y desde luego tampoco iban a gestionar recursos del nivel nacional para la construcción de la Ptar”, recordó el ingeniero Jaimes.

Por su parte, el también expresidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, Rodrigo Fernández, insistió en que debido a la complejidad de la obra de la Ptar Río de Oro, es un error realizar unos estudios y diseños del proyecto, antes de convocar.

“Este proyecto tiene cuatro componentes: la planta, los colectores, la protección de esos colectores y las obras complementarias de estabilización de los lotes donde se construirá la planta. Es supremamente complejo y muy costoso. Jamás vamos a tener el billón de pesos para la Ptar. Lo que se tiene que hacer es convocar una APP en la que sea el propio contratista el que realice los estudios y diseños, ejecute el contrato y se le paga según la calidad del agua. Hacer unos estudios antes es un error porque lo más seguro es que el contratista que llegue después tenga que hacer unos nuevos diseños y se van a perder esos $11 mil millones”, explicó Fernández.

Ptar Río de Oro solo cubriría el 50%

Según el Plan de Desarrollo de la administración Cárdenas, en Bucaramanga aproximadamente el 89% de las aguas residuales son vertidas sin

tratamiento adecuado, lo que convierte al río de Oro en uno de los corredores hídricos más

contaminados del país (Ideam, 2018), debido a que es utilizado como vía de evacuación

de aguas servidas residenciales e industriales provenientes de los municipios de

Piedecuesta, Floridablanca, Girón, Bucaramanga y de la zona industrial de Chimitá.

De hecho, un informe del Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, reveló que en el 2020 en el barrio Conquistador, Piedecuesta, el río de Oro tiene una concentración de oxígeno disuelto (OD) de 7,9 mg/l, pero a la altura del barrio Convivir, Girón, dicho indicador del afluente desciende drásticamente hasta 0,91 mg/l.

Expertos advierten que con la Ptar de Río de Oro solo se trataría la mitad de las aguas residuales de la meseta de Bucaramanga.

“Hay que tener en cuenta un punto y es que esta Planta de Tratamiento resuelve solo el 50% de las aguas servidas de Bucaramanga y trataría la totalidad de las aguas servidas de Girón, porque para las aguas de la meseta propiamente dicho, no lo resuelve la planta, porque las aguas de la meseta descienden por una estructura de vertimiento a lo largo de la escarpa occidental y precisamente con ese estudio que proponíamos lo que se buscaba era que se definiera cuáles eran esas alternativas para tratar las aguas residuales de toda Bucaramanga”, explicó a Vanguardia el expresidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros y consultor Félix Jaimes Lasprilla.

¿Por qué licitó la Empas?

Desde la década de los 70, el municipio de Bucaramanga le entregó la operación y mantenimiento del alcantarillado a la Cdmb como aporte al control de la erosión.

En 2006 la Cdmb creó la Empas como su empresa subsidiaria y le transfirió a ésta el control del alcantarillado de la ciudad, por esta razón fue la Empas la entidad encargada de liderar el controvertido proceso licitatorio de los estudios de prefactibilidad de la Ptar de río de Oro.

Precisamente ante los conflictos suscitados en dicho proceso, la administración municipal no descarta la posibilidad de recuperar el manejo del alcantarillado de la ciudad.

“Hay que mirar cómo recuperamos el alcantarillado de Bucaramanga, que dizque es de la Empas, que se le entregó administraciones atrás, y lo correcto es que sea de todos los ciudadanos, tenemos que defenderlo, es de esos pendientes que hay que rápidamente actuar y vamos a estar ahí debatiendo ese tema”, señaló el alcalde Juan Carlos Cárdenas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Unidad Investigativa

Unidad encargada del periodismo Investigativo y de datos de Vanguardia.

La Unidad Investigativa, fundada por Silvia Galvis Ramírez, ha sido merecedora en diversas ocasiones del máximo galardón de periodismo en Colombia, el Premio Simón Bolívar, así como de otros reconocimientos a nivel nacional y local.

Miembro de la Red Nacional de Chequeadores con NoSeaPingo.

Conozca otros trabajos publicados por la Unidad Investigativa.

@vanguardiacom

unidadinvestigativa@vanguardia.com

Lea también