lunes, 30 marzo 2020
miércoles 11 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Los rastros del ‘Ñeñe’ Hernández en Santander

José Guillermo Hernández logró consolidar en Santander gran parte de sus propiedades, las cuáles estaban dedicadas principalmente al negocio de la ganadería.
Escuchar este artículo

Aunque el nombre de José Guillermo Hernández Aponte ha ocupado en los últimos días los titulares de prensa en los principales medios de comunicación del país, debido a las revelaciones de la existencia grabaciones en las que aparentemente se habla de delitos electorales, puntualmente compra de votos, para supuestamente beneficiar a la campaña de Iván Duque, el ‘Ñeñe’ Hernández (como era conocido en su círculo personal), quién fue asesinado en extrañas circunstancias en Brasil en mayo del año pasado en un aparente caso de robo y quien venía siendo investigado por presunto lavado de activos al servicio del narcotráfico, también marcó su propio rastro en Santander, donde logró acumular gran parte de su patrimonio, el cual se estima estaría cercano a los 2 billones de pesos.

Además: ‘Ñeñe’ Hernández, el finado que puso a dar explicaciones a más de uno

Los bienes del ‘Ñeñe’ en Santander

A pesar de que José Guillermo ‘Ñeñe’ Hernández era oriundo de Valledupar, Cesar, buena parte de sus relaciones ganaderas y comerciales las desarrolló en Santander, en donde logró hacerse dueño de varias fincas ganaderas en diferentes partes del departamento.

Información conocida por Vanguardia revela que por lo menos 18 bienes, principalmente haciendas dedicadas a la ganadería, eran propiedad del hoy occiso, pero no figuraban a su nombre, sino de sus hijos.

Aunque José Guillermo Hernández no registra con alguna propiedad a su nombre en Santander, caso contrario sucede con su hijo, Luis David Hernández López, quien tiene bajo su poder un predio en Barrancabermeja. Así mismo, la Gloria Ganadería Ltda, empresa representada legalmente por José Miguel Hernández López y Luis David Hernández López (ambos hijos del ‘Ñeñe’ Hernández), que registra como propietaria de 17 bienes en el departamento.

15 de dichos predios aparecen registrados en Barrancabermeja, principalmente en Sabana de Torres. Los otros 3 bienes están registrados en Piedecuesta, dos en el sector de la Mesa de Los Santos y una en el valle de Guatiguará del municipio del área metropolitana.

Desde junio del 2019, los 18 predios relacionados con el ‘Ñeñe’ Hernández fueron intervenidos con extinción de dominio por orden de la Fiscalía 43 de la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio de Bogotá.

A pesar de su crecimiento exponencial en el sector ganadero de Santander, José Guillermo Hernández nunca hizo parte de la Federación Nacional de Ganaderos de Santander, Fedegasan. Así lo confirmó, Jaime Clavijo, director ejecutivo de la asociación gremial.

“Él (José el ‘Ñeñe’ Hernández) no se afilió a Fedegasan porque nunca lo solicitó. Es posible que esté afiliado a una organización más hacia el Cesar. Su acción principal estaba más hacia el Cesar aunque de todos modos él tenía acá una inversión, a través de la ganadería La Gloria, una empresa ganadera que era muy reconocida y que gozaba del normal prestigio de cualquier persona. Para poder trabajar en Santander no tiene que estar afiliado a una agremiación. Eso es una decisión libre de cada ganadero”, explicó Clavijo.

Relación política santandereana

Aunque el ‘Ñeñe’ Hernández ejercía principalmente su proselitismo político en su región natal, César, donde promovía candidaturas a alcaldías, asambleas e incluso presidenciales, donde respaldaba al hoy presidente, Iván Duque (como lo demuestran sus redes sociales), una fotografía del ‘Ñeñe’ junto con el senador Álvaro Uribe y el exdiputado de Santander, Iván Aguilar en el Club de Comercio de Bucaramanga, volvió a poner a José Guillermo Hernández en el ‘ojo’ de la palestra política de la región, quienes no dudaron en relacionar directamente a Hernández Aponte con la campaña política de Iván Duque (quien en el momento de la fotografía era precandidato presidencial) y con Aguilar Zambrano, quien aspiraba a la Cámara de Representantes.

“Fue una reunión que se hizo el 21 de diciembre en el Club de Comercio, una reunión abierta a empresarios, obviamente se incluyó al gremio de ganaderos y como yo tengo una buena relación con los ganaderos, yo fui el encargado de extender la invitación al comité de ganaderos. Efectivamente, llegaron los ganaderos y entre ellos llegó el ‘Ñeñe’ Hernández. Esta invitación no se hizo puntualmente, se llamaba a los gremios en general para acompañar al senador Uribe y al entonces recién elegido precandidato presidencial, Iván Duque. Para la época sobre el ‘Ñeñe’ Hernández no había ninguna investigación ni señalamiento. El ‘Ñeñe’ llegó con un grupo de ganaderos y cada uno pagó los $50 mil del bono y fue el propio ‘Ñeñe’ el que pidió la foto con el senador Uribe, le tocó esperar a que Uribe se desocupara para tomar la foto y luego el presidente siguió su recorrido saludando a los demás asistentes”, indicó Iván Aguilar, quien admitió que sí conocía con anterioridad al ‘Ñeñe’ Hernández, a quien reconocía como “un ganadero”.

Lea también: Desde la Quinta Brigada, en Santander, salió la orden de trasladar a ‘Ñeñe’ en avión del Ejército

Así mismo, una fotografía, esta vez entre la cuñada del exsecretario de Desarrollo municipal Jorge Figueroa y el ‘Ñeñe’ Hernández, ‘encendió’ las redes sociales, por la supuesta relación de amistad que existía entre Figueroa Clausen y Hernández Aponte.

“Yo no tenía ninguna relación con ese tal ‘Ñeñe’. Yo sí lo veía en los escenarios de las ferias pero no tenía ningún tipo de amistad con él. Lo que pasa es que mi cuñada fue Señorita Santander en el 2001 y María Mónica Urbina (esposa del ‘Ñeñe’) era la chaperona y como el ‘man’ tenía apartamento acá en Bucaramanga para cuando venía a las fincas, pues cuando venía María Mónica llamaba a mi cuñada para que se encontraran y de ahí salió la foto. Fuera de eso no hay nada. Ahora que dizque el señor era del Centro Democrático, la verdad en eso yo nunca lo vi y pues como yo no volví al Centro Democrático, ni mucho menos voy a asistir a bobadas de Iván Aguilar”, señaló Jorge Figueroa Clausen.

Esta es una de la propiedades del ‘Ñeñe’ Hernández en Piedecuesta, Santander.

El helicóptero de la discordia

Las redes sociales, donde el ‘Ñeñe’ Hernández permanentemente publicada su vida de lujos, se ha convertido en uno de los principales insumos investigativos tanto de las autoridades como de los periodistas. Es así, como en una fotografía publicada en Instagram, el propio Hernández señala que utilizó el helicóptero de matrícula HK-4653 para visitar una de sus fincas en Piedecuesta.

En 2009, la Unidad Nacional de Fiscalías para la Extinción de Dominio y contra el Lavado de Activos solicitó la extinción de dominio de varias aeronaves, entre ellas, el helicóptero HK-4653.

Aunque tras el embargo la aeronave pasó a manos de la Dirección Nacional de Estupefacientes, ésta, con el transcurrir de los años, le entregó la administración del helicóptero a varias sociedades en calidad de “depositarios” (una especie de arrendamiento).

El último depositario encargado del helicóptero HK-4653 es la sociedad Aeronáutica de Santander, Sasa. Una empresa que a pesar de su razón social, funciona en Medellín, no en Santander.

Le puede interesar: Procuraduría abre indagación por viaje del ‘Ñeñe’ Hernández en avión del Ejército

Sin embargo, a pesar de no operar en el departamento, desde el 2016, con la administración de Didier Tavera, Sasa logró contratar con el préstamo del servicio de transporte aéreo para los desplazamientos oficiales de los funcionarios de la Gobernación de Santander.

En dichos contratos, Sasa pone a disposición de la administración departamental los servicios de la aeronave HK-4653. En marzo del 2018, dicho helicóptero tuvo que aterrizar de emergencia cuando transportaba al exgobernador Didier Tavera con rumbo al municipio de Vélez, al parecer por fallas mecánicas en la aeronave.

Pero la aeronave HK-4653 también era utilizada para transporte de particulares que querían recorrer los principales atractivos turísticos de Santander.

Dichos servicios son ofrecidos a través de la empresa Trair, una organización que ofrece exclusividad y confort para sus usuarios a través de una amplia flota de aeronaves y un conjunto de helipuertos privados.

El principal impulsor de los servicios de Trair es el empresario Jaime Humberto González Niño, quien como advirtió en su momento el periodista Daniel Coronell, González Niño ha sido socio de Danny Alirio Villamizar Meneses, hermano del representante a la Cámara del Centro Democrático Óscar Villamizar.

Orden desde la Quinta Brigada

Los rastros del ‘Ñeñe’ en Santander incluso alcanzaron a las fuerzas militares, luego de conocerse el lunes anterior, que desde la Quinta Brigada que opera en Bucaramanga, se dio la orden de trasladar a ‘Ñeñe’ en un avión del Ejército.

La institución señaló que la aeronave de matrícula EJC1136 iba a desplazar al Comandante de la Quinta Brigada, que para ese entonces era dirigida por el brigadier general Óscar Reinaldo Rey Linares, de Aguachica hasta Valledupar, para cumplir con una visita a las tropas y acudir a una reunión de seguridad con el gremio de los ganaderos y comerciantes del norte del país.

Por estos hechos, la Procuraduría abrió una indagación preliminar por el permiso que se habría dado al señor José Guillermo Hernández para ser movilizado en aeronaves del Ejército Nacional.

Así mismo, se indaga si hubo otros permisos, como lo evidencian registros fotográficos publicados en redes sociales y medios de comunicación, en los que aparece el señor Hernández junto a una aeronave que en 2015 transportó al municipio de Sabana de Torres, Santander, a los entonces comandantes de la Segunda División, y de los batallones de Infantería No. 40 Coronel Luciano D´elhuyer y de Infantería No. 14 Capitán Antonio Ricaurte.

En contexto: Helicóptero que transportaba al Gobernador de Santander tuvo que aterrizar de emergencia

¿Quién es el ‘Ñeñe’ Hernández?

El nombre de José Guillermo Hernández, a quien conocían como ‘Ñeñe’, era para muchos colombianos un desconocido salvo por tres episodios. El primero, su vinculación con el homicidio de Óscar Eduardo Rodríguez, perpetrado en 2011; el segundo, por su asesinato en Brasil en mayo del año pasado en un aparente caso de robo, y el tercero, por el proceso de extinción de dominio que la Fiscalía le inició en junio de 2019 a varios de sus bienes tras comprobarse que tenía nexos con la banda de Marcos Figueroa, a quien en el mundo del crimen apodan ‘Marquitos’.

No obstante, esta semana el nombre del finado volvió a ser escuchado por cuenta de unas grabaciones en las que aparentemente se habla de delitos electorales, puntualmente compra de votos, para supuestamente beneficiar a la campaña de Iván Duque. Los audios fueron obtenidos de manera legal como parte del expediente que perseguía esclarecer el crimen de Rodríguez ocurrido en el norte de Barranquilla.

El apoderado de la familia de las víctimas es el abogado Miguel del Río, quien recuerda que el crimen de Óscar Eduardo fue un “error”, porque el sicario iba tras Carlos Rodríguez Gómez, un reconocido sastre de la capital del Atlántico y padre del joven muerto en el atentado.

Son unas 25.000 grabaciones las que lograron recopilar los investigadores y en las que quedó consignado el presunto fraude electoral. Sin embargo, ni en la fiscalía de Néstor Humberto Martínez ni en la de Fabio Espitia se supo de ellas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.