domingo, 29 noviembre 2020
domingo 01 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Luto en la política santandereana tras la muerte del exgobernador, Horacio Serpa Uribe

Murió Horacio Serpa, uno de los líderes políticos santandereanos más destacados de las últimas décadas en el país.
Escuchar este artículo

A sus 77 años de edad murió en Bucaramanga el exgobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe, tras una larga lucha contra un cáncer, que finalmente lo venció en la madrugada de ayer sábado en un centro médico de la ciudad.

Además: Falleció el político santandereano Horacio Serpa Uribe

Desde hace varios años, el líder del Partido Liberal venía padeciendo de cáncer en distintas partes del cuerpo como páncreas, vesícula y colón. Si bien los dos primeros tumores le fueron extirpados a través de una cirugía, aún continuaba padeciendo de cáncer de colón, el cual finalmente lo venció en la batalla por la vida la noche del sábado.

“Con inmenso dolor les informo que mi padre Horacio Serpa Uribe ha fallecido el día de hoy. Con mi familia siempre lo llevaremos en nuestros corazones y recordaremos sus enseñanzas”, informó a través de su cuenta de Twitter, el senador Horacio José Serpa.

Serpa Uribe fue una de las figuras más connotadas de la política santandereana de las últimas décadas. Nació en Bucaramanga en el año 1943, hijo de Rosita Uribe, maestra de escuela y José Serpa, auxiliar de los estrados judiciales. Cursó su bachillerato en el Colegio de Santander y posteriormente estudió Derecho en la Universidad del Atlántico.

Tras culminar sus estudios universitarios, Serpa Uribe regresó a Bucaramanga, para iniciar su carrera pública como Juez Promiscuo Municipal de Tona, Santander.

La renovación del liberalismo

Aunque Horacio Serpa era oriundo de Bucaramanga, su carrera política tuvo como base el municipio de Barrancabermeja, a donde llegó para fungir como Juez Civil Municipal de Barrancabermeja, Juez Penal Municipal de San Vicente de Chucurí, Juez Penal del Circuito de Barrancabermeja, Investigador Criminal del Departamento y Juez Superior de Barrancabermeja.

En el Puerto Petrolero, Serpa Uribe logró ser nombrado Alcalde de Barrancabermeja, nombramiento realizado por el entonces Gobernador de la época, Alfonso Gómez Gómez.

Tras su paso en la Alcaldía, Serpa Uribe decidió postular su nombre al voto de elección popular, saliendo elegido como Concejal de Barrancabermeja. Ya de lleno en la política, Horacio Serpa Uribe creó su propio movimiento político, el Frente de Izquierda Liberal Auténtico, Fila, una corriente del Partido Liberal que buscaba renovar la colectividad política.

“Horacio Serpa fue en su momento un revolucionario del Partido Liberal. Renovó al partido a través del Fila, que tenía su fuerte electoral en Barrancabermeja y el Magdalena Medio. Desde allí formó la disidencia del Partido Liberal que ese momento era manejado por Alfonso Gómez Gómez, Rodolfo González García, Juan José Turbay, Augusto Espinosa Valderrama, que eran los dueños del liberalismo en Santander. Serpa lideró la renovación del liberalismo en Santander”, recordó el politólogo santandereano, Gerardo Martínez.

Lea también: Médico de la Cardiovascular da a conocer el estado de salud de Horacio Serpa

El más influyente de la política regional

Con su fuerza política consolidada, Horacio Serpa ganó cada vez más campo en la política tanto regional como nacional. En su vida pública, Serpa Uribe llegó a ser diputado, senador, Ministro del Interior, Procurador General y Presidente de la Constituyente, entre algunas dignidades.

Y aunque no logró ser elegido como Presidente de la República, ha sido el único santandereano que ha aspirado a ser elegido mandatario Nacional con opciones reales de llegar a la Casa de Nariño.

“De los último 50 años Horacio Serpa fue el político más importante que tuvo Santander. Estuvo a puertas de ser Presidente, ganó la primera vuelta en el 1998, lastimosamente para Santander no pudo ganar. Yo fui amigo y me inicié con él en el Fila en el 86. Fue mi jefe político durante mi vida política, amigo, subalterno y colega de él en el Congreso. Sin duda es una gran pérdida para la política de Santander y del país, porque Serpa era una muy buena persona, muy democrática y un caballero en la política, algo que muy difícilmente se encuentra hoy en la política del país”, señaló el senador liberal, Jaime Durán Barrera.

En el epílogo de su carrera política, Horacio Serpa fue Gobernador de Santander para el periodo 2012 – 2015 y, posteriormente, senador de la República entre el 2015 – 2018. Las enfermedades que le empezaron a aquejar impidió que Serpa Uribe continuará en la escena política y se retiró no sin antes dejar a su hijo, el hoy senador Horacio José Serpa, como su heredero político.

“Lamento el fallecimiento del doctor Horacio Serpa. El mayor referente de la política santandereana para Colombia, que desde una casa humilde llegó a ser Concejal, Diputado, Representante, Embajador en la OEA, presidente de la Constituyente. Una trayectoria política inigualable. Un hombre de criterio, de posiciones verticales que le generaron amigos y enemigos, pero que siempre obtuvo el respeto y la admiración de los todos los colombianos. Sin duda alguna el Partido Liberal está de luto. Lo está Santander y lo está Colombia porque ha perdido uno de sus mejores hijos y mejores exponentes”, expresó el senador liberal, Miguel Ángel Pinto, fórmula de Horacio Serpa en las elecciones del 2014.

El legado político de Horacio Serpa queda ahora en manos de su hijo, el hoy senador Horacio José Serpa.

“Él se fue tranquilo con su conciencia porque por fin la gente sabía que él no había tenido nada que ver en la muerte del doctor Álvaro Gómez. Semanas atrás, cuando las Farc reconocieron que ellas habían asesinado al doctor Gómez Hurtado, el propio Serpa me llamó para contarme que estaba feliz porque por fin le habían quitado ese gran peso de encima. De ahí en adelante su salud comenzó a recaer”, agregó Gerardo Martínez.

Las reacciones

El presidente Iván Duque, quien se encontraba de gira en Santander, fue uno de los primeros líderes políticos del país en lamentar el fallecimiento de Horacio Serpa Uribe.

“La patria ha perdido a un gran caballero de la política y le pedimos a la divina providencia que lo tenga en su mejor rincón posible porque fue un colombiano que en todas sus facetas mostró el amor por este país. “A su familia y a los santandereanos, mi solidaridad”, señaló el mandatario de los colombianos.

Del mismo modo, el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar también envió un mensaje de solidaridad a la familia Serpa Uribe tras la muerte del líder del Liberalismo en el departamento.

“Hoy Santander está de luto por la pérdida de un gran líder para el departamento. Lamento la partida de Horacio Serpa Uribe, quien dio su vida por la democracia y su aporte a la historia de Santander. Mi solidaridad con toda su familia”, dijo Aguilar.

El alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas le mandó un mensaje de solidaridad a su esposa, Rosita, y a su hijo Horacio José.

“Triste noticia el adiós de Horacio Serpa Uribe. Líder santandereano y fiel defensor de la Paz en Colombia. Un abrazo a su esposa,a su hijo Horacio José y a toda su familia”, señaló Cárdenas.

En el mismo sentido, reaccionaron los tres representantes liberales que tienen asiento en la Cámara.

“Que Dios les permita a la familia del Senador @HoracioJSerpa recordar toda la vida en sus corazones los mejores recuerdos en vida de su padre el Dr Horacio Serpa. Que Dios lo tenga en su gloria. QEPD”, trinó el representante, Víctor Ortiz.

“Lamento profundamente el fallecimiento del gran líder santandereano @HoracioSerpa .

A su familia, a @RositadeSerpa, al senador @HoracioJSerpa, mis más sinceras condolencias. Paz en su Tumba @PartidoLiberal”, indicó la congresista, Nubia López.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.