jueves, 29 septiembre 2022
domingo 14 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Unidad Investigativa: El falso perdón de Hugo Aguilar en la JEP

La Unidad Investigativa de Vanguardia revela las incongruencias en el relato del exgobernador, con el que ofreció esclarecer la verdad sobre la relación entre paramilitares y políticos de Santander, sus contradicciones lo dejaron por fuera de la JEP.

Comprometidos con la verdad

Sabemos que te apasiona estar bien informado y que quieres seguir conectado con el periodismo independiente, de calidad y las buenas historias. Por eso, te invitamos a considerar adquirir una suscripción digital.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por$14.900
y recibe 3 meses
OFERTA ANIVERSARIO
Precio regular: $38.700 Pago únicamente con renovación automática. Se renueva desde el cuarto mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ANIVERSARIO
Suscríbete por $14.900 y recibe 3 meses Precio regular: $38.700 Pago con renovación automática. Se renueva desde el cuarto mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Si tienes acceso a la suscripción digital pero no parece cargar correctamente el contenido, refresca tu acceso aquí.

Nuestra mejor noticia

En Vanguardia queremos que te mantengas bien informado. Te invitamos a considerar ser suscriptor digital y seguir conectado con el periodismo independiente y de calidad, investigaciones, buenas historias y todos nuestros contenidos.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por$14.900
y recibe 3 meses
OFERTA ANIVERSARIO
Precio regular: $38.700 Pago únicamente con renovación automática. Se renueva desde el cuarto mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ANIVERSARIO
Suscríbete por $14.900 y recibe 3 meses Precio regular: $38.700 Pago con renovación automática. Se renueva desde el cuarto mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Ya tengo mi suscripción:

o ingresa

Ingresar

Olvidé mi contraseña

Límite de dispositivos diarios alcanzado

Has alcanzado el límite de dispositivos diarios desde los cuales acceder a nuestro contenido.

El pasado miércoles, y luego de 32 meses de evaluación, la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP negó el ingreso a la Jurisdicción Especial para la Paz al exgobernador de Santander, Hugo Aguilar Naranjo, lo que le complica al exmandatario departamental su estrategia para evadir la justicia ordinaria en dos procesos por lavados de activos y enriquecimiento ilícito que aún avanzan en su contra .

En la solicitud elevada ante la JEP, Aguilar Naranjo afirmó que estaba dispuesto a contar toda la verdad sobre su relación con las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, lo que abrió una luz de esperanza para esclarecer la verdad sobre las alianzas y acuerdos entre grupos armados ilegales y la clase política de Santander en los años 90.

Esta expectativa tomó más fuerza luego de que la Comisión de la Verdad hiciera pública la versión entregada voluntariamente por Aguilar Naranjo, el pasado 10 de junio, cuando después de hora y media de charla con funcionarios de la Comisión, terminó aceptando que recibió apoyo de los paramilitares para ganar la Gobernación de Santander en 2003 y posteriormente formar su propio fortín político que le ha permitido llevar a sus familiares y amigos a los más altos cargos de elección popular en la región y el país.

“Cometí uno de los peores errores de mi vida, como fue permitir que las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, realizaran el constreñimiento al elector, recibí el apoyo para la elección como gobernador de Santander. Siendo un hombre de experiencia, me dejé llevar por las malas prácticas de los políticos tradicionales y la avaricia del poder”, expuso Hugo Aguilar al final de su intervención ante la Comisión de la Verdad.

Además: Estos son los argumentos de la JEP para rechazar al exgobernador Hugo Aguilar

Verdades a medias

Sin embargo, las declaraciones entregadas por el exgobernador de Santander ante la JEP y ante la Comisión de la Verdad, contrario a reconocer su vínculo con los grupos paramilitares y esclarecer los hechos de violencia política que se vivieron en Santander en el comienzo del siglo, terminaron siendo imprecisas, inconsistentes y tendenciosas para desmarcar su crecimiento político electoral en Santander respaldado por las AUC.

“El señor Hugo Heliodoro Aguilar Naranjo a lo largo de su compromiso de verdad se enfrascó en la idea de presentar argumentos exculpatorios tratando de desmantelar la idea de que su condena por la comisión del delito de concierto para delinquir no consistió en el auspicio y promoción de grupos paramilitares, sino que estuvo reducida de forma pasiva a recibir el apoyo electoral para ser elegido gobernador de Santander, manteniendo la administración al margen de cualquier colaboración con las autodefensas”, dicta el fallo de la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas.

Incluso, en su testimonio ante la Jurisdicción Especial para la Paz, Aguilar siempre se mantuvo en que su condena por parapolítica por parte de la Corte Suprema de Justicia fue un montaje y una persecución política por parte del partido Liberal, en especial, del fallecido Horacio Serpa.

“Viendo en conjunto los aportes presentados por el aspirante a comparecer se concluye que su CCCP no tuvo ninguna información adicional que contribuya al esclarecimiento del conflicto armado como lo son los relacionados con los grupos paramilitares y sus alianzas y acuerdos con la clase política regional. En primer lugar, porque fue lugar común en su pactum veritatis presentar su particular visión de los hechos, en especial, de sus relaciones con los grupos ilegales; en segundo lugar, porque negó cualquier alianza, pacto o contubernio con los grupos paramilitares con lo cual sus aportes e informaciones tan solo llegan a un conocimiento general de la estructura paramilitar y sus acciones delictivas”, agrega el fallo de la JEP.

Finalmente, la falta de compromiso con la verdad, le terminó cerrando las puertas de la Jurisdicción Especial a Hugo Aguilar, su esposa y su suegra.

“En síntesis, la falta de exhaustividad y detalle que se le pidió fuera parte del ajuste a su «pactum veritatis» aminoran la entidad para ser aceptado y por esta vía se impone la decisión de rechazo”, puntualiza la JEP.

Lea también: Juez avaló incautación del Porsche y otros bienes del exgobernador Hugo Aguilar

Cupo y evasión

Mediante escritos de fecha 26 de diciembre de 2019, (tan solo unos días después de haber sido recapturado), y 16 de enero de 2020, Hugo Heliodoro Aguilar Naranjo, solicitó ser admitido voluntariamente en la Jurisdicción Especial para la Paz en su calidad de agente del Estado no integrante de la Fuerza Pública y exgobernador de Santander.

Si bien en su dossier de notas judiciales, el exmandatario departamental registra 30 procesos penales como: celebración indebida de contratos; ocultamiento y destrucción de documento público; tortura, homicidio y desaparición forzada, Aguilar Naranjo solicitó su ingreso a la JEP por la comisión del delito de concierto para promover grupos al margen de la ley.

A cambio, el exmandatario departamental se comprometía a identificar con precisión y claridad los hechos sobre la promoción de los grupos paramilitares para constreñir a los electores y otros candidatos a comienzos de los años 2 mil en Santander.

Pero la solicitud elevada por el exmandatario estaba supeditada a que todos los procesos penales en su contra pasaran a la Jurisdicción Especial, puntualmente las investigaciones por lavado de activos y enriquecimiento ilícito, procesos que aperturó la Fiscalía en el 2019, luego de conocerse unas fotografías en las que el exmandatario paseaba por Bucaramanga conduciendo un lujoso carro Porsche, mientras afirmaba ante la justicia que carecía de capacidad económica para asumir la multa de $6.337 millones a la que fue condenado para reparar a las víctimas por fomentar las acciones del Bloque Central Bolívar de las AUC.

Tras ser descubierto, hizo un acuerdo de pago con la Unidad de Víctimas para cancelar cuotas de solo $500 mil pesos mensuales para resarcir a las víctimas.

No obstante, el interés del exmandatario departamental estaba dirigido a que las investigaciones por lavado de activos y enriquecimiento ilícito pasaran de la Corte a la JEP, ya que en esos dos procesos también están siendo investigadas su esposa, Mónica Barrera y su suegra Socorro Carreño, señaladas de tener a su nombre varias propiedades de Aguilar.

“De igual manera solicitó (como medida precautelar para evitar un daño mayor) su libertad inmediata por pena cumplida, la suspensión de los procesos (por lavado de activos, contra él, su esposa y su suegra que cursan en el Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado; el proceso seguido en la Fiscalía 9 Delegada ante la Corte Suprema de Justicia; la acción de extinción de dominio seguido contra su esposa en la Fiscalía 22 ante el Tribunal de Bogotá y el juicio ante la Corte Suprema de Justicia por peculado por apropiación en favor de terceros con radicado 52939, en hechos conexos al origen y la causa de su condena”, indica el fallo de la Jurisdicción Especial, conocido por Vanguardia.

Le puede interesar: Corte se pronunció sobre embargo de bienes a exgobenador Hugo Aguilar

‘Testaferros’ fuera de la JEP

En 2018, un juez de la República avaló la incautación de 33 bienes propiedad del exgobernador de Santander, Hugo Aguilar Naranjo, dentro del proceso penal en su contra por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

La Fiscalía identificó 33 bienes que superarían los $15.000 millones y anunció que se les solicitará medidas cautelares de suspensión del poder dispositivo. Se trata de cuatro vehículos de gama alta, dos de ellos marca Porsche, y 29 inmuebles ubicados en Bucaramanga, Piedecuesta, San Gil, Páramo y Socorro (Santander), Chitaraque (Boyacá) y Bogotá.

A estos se suman dos consultorios, seis oficinas, dos parqueaderos, dos casas, cuatro apartamentos, seis lotes, un depósito y cuatro predios rurales. Sobresalen dos propiedades lujosas en un exclusivo condominio ubicado en la vereda Ruitoque, en Piedecuesta.

La justicia investiga penalmente a Barrera Carreño por presunto incremento patrimonial injustificado para la época que fungía como Unidad de Trabajo Legislativo, UTL, de la representante María Eugenia Triana (hoy secretaria de Educación de la administración de Mauricio Aguilar, hijo de Hugo Aguilar), como asesora Grado VIII de la Cámara de Representantes.

Específicamente, las autoridades indagan el respaldo financiero para la construcción de una vivienda en un predio de 800 metros cuadrados, ubicada en Ruitoque Condominio, un exclusivo sector residencial del área metropolitana de Bucaramanga.

De acuerdo con la licencia de construcción, suscrita en la Curaduría Uno de Floridablanca, la propietaria del inmueble es Mónica María Barrera Carreño, quien, a pesar de disolver la sociedad conyugal con su esposo Hugo Aguilar, mantienen su convivencia y sus bienes superarían los $10 mil millones, según confirmaron diversas fuentes.

De la misma manera, Hugo Aguilar también habría utilizado a su suegra para que tuviera a su nombre varias de sus propiedades incluida la hacienda La Panachita, en Páramo Santander.

“La hacienda que tiene el coronel en El Páramo está es a nombre de doña Socorro, la suegra, y no tienen cómo demostrar que ella tenía la plata para comprar semejante hacienda, que incluso cuando el gobernador era Richard le mandó a pavimentar la vía hasta la entrada a la Panachita”, contó una fuente cercana a Aguilar.

De hecho, en su testimonio ante la Comisión de la Verdad, Aguilar Naranjo le pide perdón a su esposa y suegra, e insiste en calificarlas como víctimas de su actuar delictivo.

“Quiero pedirle perdón a Dios, al pueblo colombiano, a las comunidades santandereanas, a mi esposa Mónica María Barrea Carreño y a su señora madre, Socorro Carreño Miranda, quienes han sufrido mucho con mi error”, expuso Hugo Aguilar.

El 15 de octubre de 2020, Socorro Carreño Miranda, (suegra de Hugo Aguilar) y Mónica María Barreño Carreño, (esposa), presentaron ante la Sala la solicitud formal para ser reconocidas como víctimas dentro del proceso de sometimiento de Aguilar, en la JEP.

Según el expediente de la Jurisdicción Especial, ese mismo día (15 de octubre del 2020), también llegó al despacho la solicitud por parte de Yeison A. Sáenz Plazas con el fin de también ser declarado como víctima dentro del proceso de Aguilar Naranjo.

Yeison Sáenz Plazas es clave en la investigación que adelanta la Corte en contra de Hugo Aguilar por lavado de activos ya que tan solo unos meses después de haber importado el carro Porsche, avaluado en ese momento (2015), en $350 millones, se lo traspasó a Sáenz Plazas, a pesar de que Aguilar Naranjo continuaba disfrutando del vehículo.

Sáenz es tan cercano a los Aguilar que los cargos que ha obtenido en el sector público, según confirmaron a esta redacción varias fuentes, han sido por el guiño del clan Aguilar. Actualmente es contratista de la Piedecuestana de Servicios.

A comienzos del 2022, la Sección de Apelación de la Jurisdicción Especial para la Paz dejó en firme la decisión de la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas que negó la solicitud de acreditación de Socorro Carreño, Mónica María Becerra y Yeison Sáenz como víctimas en el trámite de sometimiento del exgobernador de Santander.

Según la resolución, las acciones identificadas como victimizantes y los daños descritos por estas tres personas carecían de cualquier vínculo con el conflicto armado, razón por la cual no tenía validez para autorizar su ingreso a la JEP.

Así las cosas, todos los procesos, incluidos los de Aguilar Naranjo, seguirán en la Corte.

Lea además: Así fue la captura del exgobernador, su esposa y su suegra

Negando relaciones con Báez

La resolución de la JEP se dio días después de que la Comisión de la Verdad hiciera pública la declaración libre que otorgó Hugo Aguilar el pasado 10 de junio, en la cuál supuestamente cuenta toda la verdad sobre su relación con los paramilitares para llegar al poder, específicamente con el Bloque Central Bolívar.

La Unidad Investigativa de Vanguardia revisó el fallo de la JEP y las declaraciones de Aguilar Naranjo ante la Comisión de la Verdad y encontró varias inconsistencias sobre las versiones y aportes del exmandatario de los santandereanos que terminó suscitando más dudas que certezas sobre su determinación de colaborar decididamente con el esclarecimiento de la verdad sobre el conflicto armado y la parapolítica en el departamento.

La principal inconsistencia de la versión del exgobernador se da en el reconocimiento de su relación política electoral con las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC.

Si bien al final de su intervención en la Comisión de la Verdad reconoció que permitió que las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, realizaran el constreñimiento al elector, y que recibió el apoyo para la elección como gobernador de Santander, durante toda la entrevista con los panelistas de la Comisión, negó reiterativamente haber recibido apoyo de los paramilitares.

“Yo no les pedí que me apoyaran. A través de los líderes pedía permiso para poder hacer el proselitismo político. Si me daban el permiso y si no tenían problema yo iba y hacía las reuniones políticas. Yo caí en un error de las malas costumbres de la política tradicional por el afán del poder”, había expuesto con anterioridad Aguilar.

Incluso, el exmandatario departamental negó haberse reunido con alguno de los líderes del Bloque Central de los paramilitares como Camilo Morantes o Ernesto Báez en su carrera política.

“Ellos más que colocar candidatos y todo, se ufanaban que tenían que pedirle permiso, de ahí que Ernesto Báez, yo jamás hablé con ese hombre, pero sí dijo un frase ante la Corte en Santander no se movía la hoja de un árbol sin el permiso de las autodefensas, porque tenían el dominio y así en otros departamentos”, dijo Aguilar.

Sin embargo, el fallo de única instancia de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia en contra de Hugo Aguilar por el delito de concierto para promover grupos armados al margen de la ley, establece que, efectivamente, Aguilar Naranjo se “alió con grupos de autodefensa que operaban en el departamento para la época de las elecciones de 2003 con miras a ser elegido Gobernador de Santander –como en efecto lo fue – posición desde la cual nombró a Bonel Patiño Noreña como Secretario de Educación para cumplir compromisos adquiridos con esa organización”.

Incluso, el propio Bonel Patiño reconoció que llegó a la Secretaría de Educación departamental como cuota de Ernesto Báez.

Tanto Báez como Patiño son oriundos de La Aguada, Caldas, donde estudiaron justos.

El rastro de ‘Camilo Morantes’

En la versión de Aguilar Naranjo ante la Comisión de la Verdad señala que después de su retiro de la Policía y haber coordinado la campaña del fallecido Hugo Serrano al Senado y Jorge Gómez Celis a la Cámara, en San Gil, pidió el aval del partido Liberal para aspirar a la Asamblea, el cual le fue negado, por lo que acudió a Convergencia Ciudadana, partido liderado por Luis Alberto Gil, también condenado por parapolítica, quien sí lo avaló.

Una vez tuvo el aval, Hugo Aguilar, antes de comenzar la campaña para la Asamblea fue alertado por quien era el comandante de la Policía de Santander, Jorge Durán Quintanilla, sobre un plan por parte del líder paramilitar ‘Camilo Morantes’ para asesinar a las directivas de Convergencia.

“Ante la falta de atención por parte de las autoridades las directivas de Convergencia buscan un contacto con ‘Camilo Morantes’. Yo acompaño a Luis Alberto Gil, Jairo Céspedes, Nelson Franco y un muchacho Rodríguez a San Rafael de Lebrija, en Rionegro, (Santander). Llegamos a una cafetería en el parque y estando en la cafetería llegó un emisario que les dijo contundentemente: ‘Camilo Morantes’ les manda a decir que con el coronel Aguilar no tiene nada que hablar. Yo me retiré, me fui para mi vehículo de vidrios oscuros y allí me quedé. Al rato llegó Camilo, parecía un Rambo con una cantidad de hombres armados, hicieron la reunión”, aseguró el exgobernador Aguilar.

En el testimonio señala que las directivas y militantes de Convergencia Ciudadana obtuvieron el aval de los paramilitares para poder realizar toda su campaña electoral siempre y cuando se reconstruyera y dotara el centro de salud de San Rafael de Lebrija y de ahí en adelante suministrarle todos los medicamentos al Bloque Central Bolívar, a través de Solsalud, EPS de Luis Alberto Gil.

A pesar del crecimiento exponencial de Convergencia Ciudadana, logrando ganar incluso la Gobernación de Santander, (fortín del Partido Liberal), a través de Hugo Aguilar y posteriormente colocar siete congresistas, (seis de ellos condenados por parapolítica), Aguilar Naranjo insistió en la Comisión de la Verdad que el auge electoral de Convergencia Ciudadana no se dio por sus alianzas con las autodefensas.

“El crecimiento de Convergencia Ciudadana en Santander se dio por el buen gobierno que yo hice, porque cuando yo fui gobernador el partido sacó dos senadores y cuatro o cinco representantes. El gana- gana que tuvo Convergencia a través de Solsalud es que no nos siguieran molestando y realmente, yo me di cuenta que Céspedes le daba medicamentos a esta gente pero en el departamento de Santander, pero ya por fuera del departamento, no sé”, indicó Hugo Aguilar.

Guillermo Cristancho, más conocido como ‘Camilo Morantes’, fue el líder de las AUC en la región de los municipios de Rionegro, El Playón, Saban de Torres y sus alrededores. Participó en la comisión de la masacre del 16 de mayo de 1998 en Barrancabermeja, cuando fueron asesinadas 32 personas por orden de Castaño Castaño, asesinado en 1999.

Así mismo, una investigación de Verdad Abierta revela que ‘Camilo Morantes’ fue el autor de varios desplazamientos masivos y despojo de tierras en Sabana de Torres. Una de estas prácticas, se dio en el corregimiento Payoa, en Sabana de Torres, donde una familia tuvo que dejar su predio de 48 hectáreas debido a la violencia ejercida por el exjefe paramilitar. A través de falsificación de firmas el predio pasó por varios dueños, incluido Antonio Marín Salazar, (papá del hoy senador, José Alfredo Marín, quien llegó al Congreso con el respaldo del clan Aguilar).

El exjefe paramilitar es hermano de Ernesto Cristancho, esposo de la actual alcaldesa de Simacota, Lucila Franco Castillo.

De su interés: “Mi infancia se fue en las Autodefensas de Santander”

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Unidad Investigativa

Unidad encargada del periodismo Investigativo y de datos de Vanguardia.

La Unidad Investigativa, fundada por Silvia Galvis Ramírez, ha sido merecedora en diversas ocasiones del máximo galardón de periodismo en Colombia, el Premio Simón Bolívar, así como de otros reconocimientos a nivel nacional y local.

Miembro de la Red Nacional de Chequeadores con NoSeaPingo.

Conozca otros trabajos publicados por la Unidad Investigativa.

@vanguardiacom

unidadinvestigativa@vanguardia.com

Lea también