sábado, 21 mayo 2022
domingo 23 de enero de 2022 - 12:00 AM

A la Cascajera aún no

La comunidad, Acuafortuna y la Alcaldía trabajan en un proyecto para conectar a esta zona rural de Barrancabermeja con el acueducto de La Fortuna.

Sobre la autopista que comunica a Bucaramanga con Barrancabermeja, a unos cuatro kilómetros del centro poblado del corregimiento La Fortuna, se ubica la vereda La Cascajera.

El sector rural parece detenido en el tiempo. Sus cerca de 100 familias aún no cuentan con el servicio de agua potable, según cuenta la líder comunal Amelia Pinzón.

En lugar de eso, desde hace 20 años la misma comunidad construyó un improvisado tanque, a orillas de la carretera, para recoger la poca agua que se produce de manera natural en los alrededores.

“Nos toca tomar el agua de un nacimiento natural a bordo de carretera, pero no es apta para consumo humano. Los niños han sufrido enfermedades de la piel, diarrea. También tomamos agua del río Sogamoso”, comentó la líder comunal.

Desde hace más de un año, este sector viene trabajando con Acuafortuna en dos propósitos; conectarse al acueducto del corregimiento La Fortuna e instalar las redes de distribución dentro de la vereda.

El representante de Acuafortuna, Mauricio Cano, reconoció que le han ‘puesto la ficha’ al proyecto porque las condiciones en las que toma el agua la comunidad de La Cascajera son indignas.

“Se formuló un proyecto, pero en lugar de avanzar sentimos que estamos retrocediendo porque ya habíamos hecho unos estudios y ahora Aguas de Barrancabermeja devolvió eso. Hay luz verde por parte del Alcalde, quien ha mostrado voluntad de invertir en el proyecto, pero el trámite se ha extendido”, dijo Cano.

Al respecto, el secretario de Infraestructura de Barrancabermeja, Óscar Contreras Lázaro, dijo que en este momento se trabaja en la actualización de un proyecto que ya existía.

“Acuafortuna se comprometió a hacer los estudios desde el punto de empalme, para determinar caudal y presión”, indicó el funcionario.

Con estos estudios listos se buscará la viabilidad técnica para sacar adelante el proyecto, según el Secretario.

“Una vez tengamos la viabilidad técnica lo siguiente es formular el proyecto y presentarlo a la Secretaría de Planeación. El próximo paso es la consecución de los recursos, que para este caso se podrían tramitar a través de regalías, por tratarse de un proyecto de saneamiento básico”, explicó Contreras Lázaro.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también