lunes, 04 julio 2022
jueves 24 de marzo de 2022 - 12:00 AM

Marcha campesina llegaría a La Lizama

Comunidades de varios municipios del sur de Bolívar exigen al gobierno nacional alternativas dentro del programa de sustitución de cultivos. Las manifestaciones completan 15 días.

Que el gobierno cumpla “lo pactado”, es la exigencia que hacen los campesinos del sur del Bolívar, quienes desde hace quince días iniciaron una protesta en rechazo a la erradicación forzada de cultivos ilícitos.

“Esta marcha campesina está esperando una respuesta por parte del Gobierno porque seguimos aún aquí y no nos vamos a retirar, le exigimos que nos de soluciones, que nos brinde garantías para nosotros poder seguir con nuestras labores”, dijo un líder de la movilización.

Las exigencias de los campesinos se centran en que el gobierno cree alternativas que les permitan dejar de cultivar coca y generar un ingreso para el sostenimiento de sus familias.

“Nosotros no queremos seguir cultivando coca, pero tampoco vamos a permitir que la acaben y no nos den nada a cambio. El campesino pide ayuda al gobierno y queremos que se dé cuenta que sale más costoso erradicar forzadamente y con la fumigación con glifosato que darle ayuda al campesino para que sea él quien la sustituya de manera progresiva”, explicó un campesino de Simití.

Lea también: Intensifican la búsqueda del asesino de Johana Paola, la mujer descuartizada en Barrrancabermeja

Por su parte, Iván Madero Presidente de la Corporación de Derechos Humanos – Credhos – dijo que los recursos que el Gobierno prometió nunca llegaron a los campesinos.

“Uno de los compromisos pactados con el Gobierno era dar un recurso para la sustitución de estos cultivos y nunca llegaron”, dijo Madero.

En la mañana del miércoles los protestantes bloquearon las instalaciones de la Alcaldía del municipio de San Pablo, “lo hicimos pacíficamente para que el alcalde no pueda ingresar y así lo vamos a hacer en otras alcaldías”, dijo un campesino.

Manifestantes también han dicho que si en las próximas horas el gobierno nacional no instala una mesa de negociación en Bogotá, empezarán movilizaciones en las vías principales del país.

“Si en dos días el gobierno no instala la mesa de negociación nos tomamos las principales vías de Colombia, sino se da en menos de dos días estas cinco mil o seis mil personas estarían en las vías de Colombia, una de ellas puede ser la Lizama”, explicó un líder campesino.

En la vía Barrancabermeja – Bucaramanga también hubo protestas, habitantes de varios municipios de Santander, protestaron en la vía Barrancabermeja - Bucaramanga para rechazar la instalación de los peajes ubicados sobre el proyecto vial Ruta del Cacao.

“Son seis peajes en tan solo 95 kilómetros entre Barrancabermeja y Bucaramanga y con costos elevadísimos $14.500 la categoría mínima”, dijo Oscar Jaimes, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Lisboa del municipio de Lebrija.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también