jueves, 22 abril 2021
jueves 25 de marzo de 2021 - 12:00 AM

Así sienten la pandemia habitantes de Socorro y San Gil

El estudio elaborado en el marco del programa ‘Ciudades Cómo Vamos’ le hace seguimiento a diferentes temas durante la crisis generada por el COVID-19.
Escuchar este artículo

La tercera encuesta de percepción ciudadana ‘Mi voz, mi ciudad’ desarrollada en el marco de la pandemia deja ver el impacto generado por esta situación en los habitantes de Socorro y San Gil, quienes se ven cada día más afectados en sus condiciones sociales, económicas y personales.

El estudio elaborado en el marco del programa ‘Ciudades Cómo Vamos’, direccionado por la Fundación Corona y apoyado por la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Unisangil, Universidad Libre, Fenalco sur de Santander y Crezcamos, le hace seguimiento a diferentes temas durante la crisis generada por el COVID-19.

La primera muestra de información se hizo en julio de 2020, la segunda en noviembre del mismo año y la última en febrero de 2021. Diana Estévez Fiallo, coordinadora de ‘Provincias Cómo Vamos’, explicó que es muy importante tener en cuenta estas fechas, para poder hacer un análisis de los resultados.

Ante esto, la profesional de la Cámara de Comercio de Bucaramanga recordó que en el primer ejercicio la sociedad estaba en cuarentena, en el segundo se estaba experimentando una reapertura económica, y en el tercero se vivía el segundo pico de contagios en el departamento.

Teniendo en cuenta todos estos factores, Edgar Alonso Vera Castellanos, economista magister en Política Pública, expresó que esta clase de estudios ciudadanos marcan un derrotero de lo que está pasando en la sociedad.

Crisis económica

Para medir este índice el estudio le preguntó a los participantes aspectos relacionados con la pérdida de empleo y la condición de pobreza. En estos ítems resalta por ejemplo que en San Gil el porcentaje de personas que se consideran pobres se mantiene alrededor del 36%, en el Socorro la cifra pasó de 38,3% en julio de 2020 al 50,4% en febrero de este año.

Estévez Fiallo indicó que la pobreza en esta clase de respuestas es una percepción de como se siente el entrevistado, en donde influyen una series de factores de tipo monetario y de mentalidad.

“Normalmente la respuesta está influenciada por si la persona tiene o no los recursos necesarios para adquirir los productos básicos y eso está relacionado necesariamente con la situación laboral”, confirmó Vera, que se desempeña como docente de Unisangil.

En el tema laboral, también es preciso destacar que en San Gil, por ejemplo, el 78% de los encuestados manifestó que por lo menos un miembro de su familia perdió su empleo por la pandemia. El resultado, según Vera, puede estar influenciado porque en febrero ya había terminado la leve temporada de vacaciones y las pocas que recuperaron sus puestos por el fin de año, volvieron a quedar cesantes.

Más inseguros

Aunque la percepción de seguridad de los ciudadanos en las capitales de las provincias Guanentá y Comunera empezó en tendencia positiva, es notable el deterioro en este indicador. En el estudio el 41% de los sangileños que respondieron la encuesta manifestaron sentirse inseguros y en el Socorro el 60,1%, siendo estos los resultados más altos de los tres informes.

El mayor Carlos Andrés Salguero Díaz, comandante del segundo distrito de la Policía Nacional en el Socorro, expresó que hay varios factores a tener en cuenta, uno de ellos es que a diferencia de la cuarentena obligatoria que se vivía en julio del año pasado, en febrero ya casi todo estaba funcionando con normalidad y la vida nocturna también se estaba reactivando.

El uniformado dijo que así como se están fortaleciendo los procesos de vigilancia en los barrios y el sector rural, es necesario que la comunidad se vincule a estos programas de seguridad para trabajar de forma más articulada con las autoridades y generar un mayor impacto.

Impacto sicológico

Es claro que la pandemia ha generado mayores problemas de salud, relacionados con la condición mental de las personas. En 2020 San Gil presentó 36 suicidios, un aumento de 28,5% con relación al año anterior.

En el informe ‘Mi voz. mi ciudad’ presentado ayer la percepción social sobre la salud mental mantiene cierta paridad mientras que en las del Socorro sufrió una variación de 14 puntos porcentuales, pasando del 26% de personas que consideraban que la condición mental había empeorado en julio del año pasado a un 40% en febrero de 2021.

Javier Augusto Gómez Sánchez, sicólogo especialista en clínica y máster en terapia de tercera generación, explicó recientemente a este medio que una de las consecuencias de la pandemia fue generar más presión y estrés a ciudadanos que ya sufrían de enfermedades como depresión o ansiedad.

$!Así sienten la pandemia habitantes de Socorro y San Gil
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también