sábado, 01 abril 2023
miércoles 04 de enero de 2023 - 12:00 AM

Cinco años esperando la construcción de un puente

La obra es una de las 39 en el departamento que se financiarían con los recursos provenientes de Isagén, empresa de energía del Estado, y la segunda que beneficiaría al municipio.

La última vez que preguntó en la Gobernación de Santander sobre el proyecto del puente sobre la quebrada La Fuente le dijeron a Filemón Solano, alcalde del Páramo, que se tenía que buscar una reunión con el nuevo director del Instituto Nacional de Vías, Invías, a ver si por fin se lograba dar inicio a esta obra que completa casi cinco años en espera.

La pregunta la hizo en diciembre pasado y el nuevo año entonces inició como el 2022, esperando una respuesta del ente nacional.

De la construcción del puente en el sector de La Ermita, en el casco urbano del Páramo, solo hay un contrato firmado en 2018, una cesión de contrato dos años después y una asignación presupuestal de $1.917 millones.

La obra es una de las 39 en el departamento que se financiarían con los recursos provenientes de Isagén - empresa de energía del Estado - y la segunda que beneficiaría al municipio. La otra es la pavimentación de la vía alterna con el Socorro.

La preocupación es alta y así lo manifestó Solano por la falta de certeza sobre si el proyecto va a ser realidad o no. Aunque la plata está garantizada, el problema es que no se ha contratado la interventoría, responsabilidad que en el documento Conpes fue delegada al Invías.

Ya en 2021 desde la secretaría de Infraestructura de Santander se explicó a este medio que en todos los proyectos financiados por Isagén la interventoría es responsabilidad del ente nacional. Esta misma realidad tiene sin avances al mejoramiento vial entre Aguadas y Güepsa.

En el caso del paso vehicular Solano indicó que ya hizo solicitudes al Invías y no ha obtenido repuestas. Sin embargo, recordó también que esos dineros estuvieron disponibles, pero por su falta de uso expiraron el 31 de diciembre de 2019.

Esta no es la primera vez que se presentan retrasos en proyectos con dineros provenientes de Isagén en el sur de Santander. A los retrasos y demás problemas generados por fallas en la estructuración de los proyectos, se han sumado justamente las demoras en la contratación de la interventoría, como sucedió con la pavimentación de cerca de 2 kilómetros de vía entre Valle de San José y Ocamonte, obra que aunque fue terminada y entregada, entre 2020 y 2021 enfrentó la misma clase de problemas.

El proyecto en el sector de La Ermita se encontró además con problemas como la inexistencia de los permisos ambientales que debían tramitarse ante la Corporación Autónoma de Santander, CAS y que fueron solventados desde Infraestructura departamental con un compromiso adicional de recursos de $600 millones, pero sin la interventoría no se logró iniciar.

El mandatario de los paramunos dijo que la obra es fundamental porque se ubica en el sector de La Ermita, en donde está el Santuario de la Virgen de la Salud, que es uno de los principales atractivos turísticos del municipio. En ese lugar el puente sería una vía alterna para conectar con el sector rural de cinco veredas, evitando que cada domingo o fecha de romería se sigan presentando congestiones por el cruce entre turistas y los habitantes que van y vienen de las veredas, aseguró.

La otra preocupación con la obra es que seguramente los recursos no van a alcanzar. La primera autoridad del Páramo indicó que desde un comienzo se ha visto que el puente está mal planeado y ahora con el paso de los años y el excesivo incremento de las materias primas es poco probable que la inversión asignada sea suficiente para cubrir los gastos de la obra.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también