lunes, 18 octubre 2021
sábado 21 de agosto de 2021 - 12:00 AM

Malecón de San Gil grita por una inversión para su recuperación

El problema, así lo entienden todos los vinculados al turismo, es que el malecón es la cara de San Gil, lo que ven las personas desde sus ventanas de los carros cuando llegan al municipio.
Escuchar este artículo

Al malecón de San Gil llegan todos. Los turistas que vienen bajando el río Fonce en rafting, los que quieren ingresar al parque El Gallineral y quienes buscan un operador para hacer deportes de aventura. También los migrantes que van de paso o los habitantes de calle que aprovechan la cercanía con el río para hacer sus necesidades.

En este contexto social hay dos caras estructurales. Una la que va desde el desembarcadero de rafting hasta la entrada al parque, en donde autoridades y empresas de turismo hacen lo posible por mantener presentable las zonas verdes y demás, ante la constante contaminación.

La otra es la que va desde el desembarcadero hasta el puente Rojas Pinilla, que se ve más deteriorado en su infraestructura, con pisos en mal estado, luminarias a medio funcionar, basuras y malos olores notorios, entre los principales lunares.

El problema, así lo entienden todos los vinculados al turismo, es que el malecón es la cara de San Gil, lo que ven las personas desde sus ventanas de los carros cuando llegan al municipio. La pregunta entonces es ¿Qué hacer para recuperarlo?

Desde el Instituto de Cultura y Turismo local se tenía la esperanza de la llegada de una inversión por parte de la Gobernación de Santander para la construcción de un parque lineal. Lida Forero Bernal, directora del Instituto de Cultura y Turismo del municipio, explicó que eso estuvo entre los planes, pero lo sucedido en 2020 con la pandemia obligó a cambios de inversión y ahora esos recursos ya están casi que descartados por lo menos desde el orden departamental.

La otra opción es presentar un proyecto ante el Fondo Nacional de Turismo y para eso primero se tienen que contratar los estudios diseños, que teniendo en cuenta la irregularidad del terreno no es posible precisar cuánto pueda costar. La alternativa no está descartada, precisó Bernal, reconociendo la importancia de cambiar la cara de este emblemático lugar sangileño.

Ayer, al cierre de esta edición, se desarrollaba una reunión entre autoridades y empresas privadas, para evaluar el futuro y el camino a seguir con el malecón, teniendo en cuenta que próximamente se van a instalar la escultura de los símbolos locales en el sector como un nuevo atractivo.

Recientemente, las diferentes entidades locales y empresarios del sector se reunieron para evaluar estrategias que permitieran un impacto inmediato. Entre los trabajos se acordó mayor presencia policial, se hizo una evaluación de las luminarias y Acuasan intervino un vertimiento de aguas negras para quitar los malos olores.

A la espera de una hoja de ruta y un proyecto para su recuperación, el malecón seguirá entre esfuerzos institucionales y privados, luchando contra la falta de cultura de quienes lo tienen como basurero.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también