lunes, 04 julio 2022
martes 19 de abril de 2022 - 2:34 PM

Organizaciones denuncian obstáculos para acceder a IVE en San Gil

Organizaciones en defensa de los derechos de las mujeres señalan que a pesar de la sentencia C-055 de 2022 en instituciones prestadoras de salud se han presentado obstáculos para la realización de la interrupción voluntaria del embarazo.

Desde el Colectivo Popular Guane CPG denunció públicamente, a través de redes sociales, los obstáculos que una mujer en San Gil sufrió para acceder a la interrupción voluntaria del embarazo.

El colectivo, que asesora actualmente a la mujer, cuyo nombre será omitido para proteger sus derechos, acudió al Ese Hospital Regional de San Gil, el primero de abril de este año, para practicarse el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo, al encontrarse en el marco de lo determinado por la sentencia C-055 de 2022.

Sin embargo, además de los retrasos en la atención, la mujer contó a los defensores de derechos humanos que los médicos que la atendieron la presionaron para que no se practicara el procedimiento.

Además, y a pesar del deseo de la mujer de interrumpir su embarazo, los médicos iniciaron el procedimiento de atención prenatal.

Asimismo, la mujer denunció que el médico, desconociendo la sentencia C-055 del 2022 de la Corte Constitucional que despenaliza el aborto hasta la semana 24, le manifestó que éste era legal siempre y cuando fuera para mujeres violadas o abusadas psicológicamente, lo cual no se ajusta a lo determinado por la Corte para su caso.

Después de esta consulta, la mujer hizo una denuncia pública sobre la situación, pero a pesar de ello, fue atendida por un ginecólogo que le señaló, sin saber las semanas de su embarazo, que el procedimiento de IVE “se le practicaría a través de un legrado”, lo que contenía el “riesgo de pérdida de la matriz”.

La mujer le contestó al médico que sí quería tener hijos, pero más adelante.

La organización señala que dicha información tergiversa los procedimientos de la práctica del IVE, que dependiendo de las semanas de gestación puede realizarse a través de pastillas, con supervisión médica y un bajo riesgo.

Ante los obstáculos presentados por la institución y asesorada por el Colectivo Popular Guane CPG, el caso fue conocido por el organización Jacarandas, quienes asesoraron legalmente este caso y quienes le recomendaron que remitiera una queja ante la Superintendencia de Salud porque se están violando los derechos de la mujer a ser atendida y a recibir información adecuada de la práctica IVE en el marco de la sentencia C- 055 de 2022.

El colectivo encontró que el hospital tiene convenio con Profamilia en Bucaramanga, que practicará el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo a la mujer, ante la falta de garantías por parte de la institución.

La mujer señala que se ha visto afectada en su salud mental por el estrés y el temor ante lo dicho por los médicos.

Es importante recordar que en la sentencia C-055 de 2022, la Corte Constitucional señala que las mujeres podrán practicar la interrupción voluntaria del embarazo de manera voluntaria y sin acudir a las causales hasta la semana 24 de gestación.

El colectivo Jacarandas se encuentra trabajando en la difusión de esta sentencia ya que “hay muchas mujeres que no saben que el aborto es legal, que se puede hacer a través de la EPS o en un hospital público, que el Estado está obligado a prestar el servicio de interrupción voluntario del embarazo”, explicó Viviana Bohórquez Monsalve, directora de Jacarandas.

El colectivo también realiza asesorías para interrupción voluntaria del embarazo en el sistema de salud.

“Llegan muchas mujeres que dicen quiero un aborto, dónde compro las pastillas, qué hago. Les decimos que el aborto es legal en Colombia, que tienen derecho a pedirlo a la EPS, sino tiene una EPS puede ir al hospital público. Hemos presentado cinco quejas y una acción de tutela. No hemos tenido respuesta y en este caso de San Gil presentamos una queja a la Superintendencia de salud que busca que se investigue y sancione a la EPS e IPS. Los médicos están poniendo barreras para la atención y dan información que no es cierta. Van por la ruta de las causales, del marco legal anterior. Aquí lo que prima es la voluntad de las mujeres”, señaló Bohórquez.

Fidel Morales, médico experto en IVE, explica cuál es el procedimiento general para practicar la interrupción voluntaria del embarazo.

“De acuerdo con la jurisprudencia y la reglamentación vigente, “todas las Eps tienen la obligación de tener una ruta de atención para la Interrupción voluntaria del embarazo, que comienza con una consulta de medicina general a la que cualquier mujer debe tener acceso con oportunidad para solicitar la atención en IVE o para solicitar asesoría ante un embarazo no deseado, si aún no ha tomado esa decisión.

“En esta consulta, a la mujer se le debe evaluar de manera integral para identificar el riesgo para su salud, tanto para el embarazo como para su condición general. Además, se le debe informar sobre las opciones más seguras para la interrupción voluntaria del embarazo si esa es su decisión.

“Si se está dentro de las diez semanas, a partir de la última menstruación, de acuerdo con la resolución 3280, la mujer debe ser informada sobre cómo se realiza la IVE, sus riegos y consecuencias si es con medicamentos o si es un proceso de aspiración.

“En Colombia el Ministerio reglamentó hasta las diez semanas para realizar el procedimiento más seguro, que es la aspiración de la cavidad uterina: aspiración manual endouterina o la aspiración eléctrica.

“Si las mujeres eligen sin presión, el 75% prefiere el procedimiento con medicamentos, que pueden realizar en el hogar. El otro 25% prefiere el procedimiento de aspiración porque para algunas mujeres su casa no es segura. Lo otra razón es que no es necesario que la mujer regrese a control”, señala el médico.

“El tratamiento con medicamentos para interrumpir el embarazo tiene dos opciones: mifepristona y misoprostol, pero la mayoría de las IPS no tienen la primera en su inventario, aunque es posible adquirirla a bajo precio. En Colombia se usa misoprostol de fabricación nacional. Una vez que toma la decisión y el médico ha descartado las contraindicaciones, debe hacer la fórmula, explicar el uso de los medicamentos y el manejo analgésico”.

Así mismo, el médico explica que el procedimiento de aspiración no requiere preparación previa y depende de la agenda de la institución prestadora de salud. Así mismo, la OMS considera que es obsoleta la técnica de legrado y en Colombia se reglamenta que la IVE la realice un médico. Así mismo, el acompañamiento psicológico puede ser recomendada o solicitada por la usuaria, pero no es obligatorio para la paciente.

Vanguardia se comunicó en reiteradas ocasiones con el Hospital, pero no obtuvo ninguna comunicación oficial.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también