jueves, 04 junio 2020
jueves 05 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Personas con discapacidad en el Socorro piden un municipio incluyente

Que las limitaciones físicas y cognitivas no sean un impedimento para disfrutar de sus derechos como ciudadanos es la petición que el gremio de personas con capacidades especiales del Socorro le hace a la administración municipal.
Escuchar este artículo

Más de 30 personas que hacen parte de esta población se reunieron en la capital Comunera para redactar un documento dirigido a la alcaldesa Claudia Luz Alba Porras Rodríguez. Allí, los ciudadanos validaron de forma conjunta lo que según ellos son sus principales problemas y necesidades.

El objetivo de los firmantes es que el documento sea tenido en cuenta en el marco de la construcción del plan de desarrollo que la alcaldía está haciendo en este momento.

Denis Martínez, representante de esta población, explicó que el primer punto básico es la elaboración de una caracterización casa a casa, para que así los encargados de los diferentes despachos y de construir los proyectos, sepan cómo, en qué condiciones y en dónde viven las personas que tienen alguna discapacidad.

Este registro de localización y registro serviría como una carta de navegación para que la alcaldía tome las determinaciones correspondientes, explicó Denis.

Le puede interesar: El IMCT abre talleres para personas con discapacidad en Bucaramanga.

Y es que según comentaron familiares que acompañaron a algunas de estas personas a la reunión, muchos de ellos tienen muchas dificultades económicas por temas como falta de acceso a empleo digno y servicios de salud oportunos.

Martínez, apuntando a la buena voluntad que ha mostrado Porras de trabajar por todos los socorranos, aseveró que es muy importante la construcción e implementación de una política pública para esta población especial.

“Vemos que esta es la posibilidad para visibilizarnos, para que podamos gozar de nuestros derechos”, aseguró la vocera.

La otra petición y también una de las más urgentes es que el Socorro sea incluyente en infraestructura, pues las personas invidentes, en silla de ruedas, con muletas, bastones y demás, tienen demasiados problemas para movilizarse.

Un ejemplo claro es que para muchos resulta imposible llegar al despacho de la personería, ubicada en el segundo piso de la alcaldía. “Necesitamos una rampa o un ascensor (...) Eso nos serviría a todos los ciudadanos, porque por ahí podrían subir las mujeres embarazadas y las personas de la tercera edad”, recalcó Martínez.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.