miércoles, 27 octubre 2021
jueves 23 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Preocupación por falta de avance en proyecto ‘Antigua Casona’

En junio de este año desde Fontur se le aseguró a este medio que se estaba en los últimos trámites para iniciar el proceso de contratación en tres meses aproximadamente. Sin embargo el proceso parece estar estancado.
Escuchar este artículo

Las fechas pasan, el tiempo transcurre sin parar y la preocupación aumenta cada día por la falta de avance en los procesos de contratación para la ejecución del proyecto de transformación del imbueble conocido como la ‘Antigua Casona’ en el centro de San Gil, declarado Bien de Interés Cultural de la Nación, es decir, que hace parte del patrimonio histórico del municipio y del país.

El objetivo es convertir el inmueble en el complejo cultural y turístico ‘La Casona’, así quedó establecido en la ley 1775 de 2016, que permitió darle un nuevo uso a la infraestructura que hasta el momento permanecía con una destinación específica para educación, teniendo en cuenta que la casona fue sede de la antigua Escuela Normal de Señoritas y el Colegio San José de Guanentá, así como de la primera universidad del sur de Santander.

Lina María Barrera, hoy viceministra del Deporte y en su momento ponente en la Cámara de Representantes que permitió cambiar el uso del suelo, mostró su preocupación por los retrasos. “Me comprometí a entablar una reunión con el director de Fondo Nacional de Turismo (Fontur) y mirar qué es lo que ha pasado y si es el caso hacer una visita acompañados por el Viceministerio de Turismo, porque creía que ya estaba avanzando”, señaló la funcionaria tras su paso por San Gil.

En junio de este año desde Fontur - entidad encargada y financiadora del proyecto - se le aseguró a este medio que se estaba en los últimos trámites para iniciar el proceso de contratación en tres meses aproximadamente.

Sin embargo, eso no se ha cumplido y el proceso de contratación de la primera fase, en donde se invertirán $10.429 millones, parece estar estancado.

Lida Forero Bernal, directora del Instituto de Cultura y Turismo de San Gil y encargada de ser la conexión entre la administración municipal y Fontur, explicó que a los ocho meses de parálisis obligatorios por la pandemia se sumaron otra serie de factores, como la necesidad de hacer algunas modificaciones al proyecto y sumar informes extras.

Entre esos procesos por ejemplo estuvo cambiar el orden del proyecto y pasar la remodelación de la casona a la primera fase y la construcción de parqueaderos a la segunda. Así mismo se tuvo que hacer un informe sobre el estado real de la infraestructura, muy deteriorada en varios sectores.

A esto hay que sumarle el cambio de personal en las entidades oficiales, en este caso de los profesionales de Fontur encargados de tramitar el proyecto, quienes llegan apenas a informarse del proceso, precisó Forero.

La oficialización del proyecto, incluido dentro de los que se harían en el marco del Pacto Bicenteneario, se dio en enero de 2020 y en julio de este año el convenio entre Fontur y la alcaldía de San Gil tuvo que se ampliado por dos años más.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también