martes, 27 octubre 2020
martes 29 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Retos urgentes que debe afrontar el turismo guanentino

Lo preocupante a nivel regional es la falta de preparación en diversos temas que se quedaron estancados durante el aislamiento social, dada la importancia única que le dieron las autoridades a la protección de la salud.
Escuchar este artículo

Desde hace ya varios años empresarios y autoridades de los municipios de la provincia Guanentina vienen trabajando en convertir a esta región del sur de Santander en polo de desarrollo turístico y aunque los avances son notorios, los retos de esta industria son evidentes.

La pandemia, además de la pérdida de vidas y la parálisis de la economía, generó una baja en las perspectivas de las dinámicas del turismo en el mundo.

Sergio Morantes, presidente ejecutivo de ProBarichara, indicó que en la nueva realidad las previsiones mundiales indican que el número de turistas sufrirá una contracción del 70%. Entonces y a manera de ejemplo, si antes una población esperaba 1.000 visitantes en un fin de semana, ahora bajará sus expectativas a 300 personas.

Esta condición obliga a los destinos turísticos, como es el caso de la provincia Guanentina, a ser mucho más competitivos, porque toda la industria en el mundo está luchando por atraer al reducido grupo de personas que se mantienen con la intención de viajar.

Para Morantes, lo preocupante a nivel regional es la falta de preparación en diversos temas que se quedaron estancados durante el aislamiento social, dada la importancia única que le dieron las autoridades locales, departamentales y nacionales a la protección de la salud, dejando de un lado factores fundamentales para el desarrollo de este y otros sectores productivos.

En el tema puntual del turismo, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo estableció cuatro líneas de acción fundamentales para la reactivación: confianza, conectividad, innovación y propaganda.

“Un empresario ve todo a través de los números y si hiciéramos un diagnóstico con esas 4 variables veríamos que estamos rezagados”, dijo Morantes.

El empresario indicó que de las cuatro líneas solo en el segmento de generar confianza a los viajeros, los empresarios y autoridades se enfocaron en el cumplimiento de protocolos de bioseguridad, dejando de lado alternativas como la generación de corredores seguros y certificaciones de bioseguridad, que en conjunto generan mayores niveles de confiabilidad a los visitantes, especialmente los extranjeros.

“Si miramos todo en conjunto, estamos rajados”, dijo Morantes, hablando de la conectividad, la innovación y comunicación de la provincia guanentina como destino turístico.

Sergio Gutiérrez, deportista y propietario de Parapente Chicamocha, coincide en que hay una serie de retrasos a nivel organizativo que no permiten posicionar más el destino turístico.

La ausencia de conectividad aérea por no tener el aeropuerto Los Pozos de San Gil en funcionamiento, el mal estado de la vía Bucaramanga- San Gil, la falta de trabajo conjunto entre los alcaldes para promocionar el destino, la ausencia de conexión entre empresarios y autoridades, y la no implementación de políticas públicas para el desarrollo integral y sostenible de los territorios, son algunas de las falencias que viene arrastrando la industria turística de la región desde hace varios años.

Un buen ejemplo de dicha situación es la sostenibilidad. Al respecto, Gutiérrez explica que de nada sirve para un empresario conseguir el sello verde para su negocio, si en los municipios no hay planes para el correcto manejo de las basuras ni la descontaminación de los ríos. “Así sucede con todo”, destacó el parapentista, destacando que los “certificados no atraen turistas”.

Según Horacio Castellanos, presidente ejecutivo de Agasturín, de nada sirve que los empresarios sigan haciendo esfuerzos por mantenerse en el mercado y generar nuevos atractivos para los turistas, si no hay política pública de región, que sirva como derrotero para el direccionamiento del gremio y el ordenamiento de los destinos y la oferta turística. “Ahora la gobernación de Santander está más preocupada por crear atractivos (parques) que por organizar los destinos”, indicó el directivo de Agasturín.

Mientras esto no se haga hay un riesgo enorme al promocionar la región y es no cumplir con las expectativas que tienen las familias. “Hay que organizar antes de promocionar, no al revés”, destacó Gutiérrez.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.