domingo, 28 noviembre 2021
sábado 16 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Se acabó el periodo de gracia para deudores de agua en San Gil

La empresa de servicios públicos Acuasan informó que a partir del próximo primero de noviembre empezará otra vez a proceder con los cortes del servicio a los usuarios con recibos atrasados,
Escuchar este artículo

Los morosos del servicio de agua en San Gil tienen 15 días para ponerse al día o entrar a algún acuerdo con la empresa de servicios públicos del municipio.

La empresa informó que a partir del próximo primero de noviembre empezará otra vez a proceder con los cortes del servicios a los usuarios con recibos atrasados, luego de recibir la autorización de la Superintendencia de Servicios Públicos.

Luis Francisco Ruiz Cediel, gerente de la empresa sangileña, recordó que desde marzo del año por la pandemia se habían suspendido estas sanciones.

“Desde hace varios meses atrás venimos diciéndole a los usuarios que se pongan al día. Aquí estamos dispuestos a recibir abonos, de hacer acuerdos de pago para no tener que generar el inconveniente de cortar el servicio (...) A nosotros nos vigilan y nos supervisan y tenemos que cumplir con eso”, aseguró.

El funcionario indicó que a todos los deudores con mora se les envió un comunicado con la factura anterior recordándoles la necesidad de aclarar la situación financiera.

De los 23.000 usuarios que tiene el acueducto de San Gil hay 2.500 aproximadamente retrasados en los pagos, algunos con las facturas pendientes desde que inició la pandemia en 2020, es decir con casi un año y medio de facturas por pagar.

Ruiz dijo que hay 300 personas aproximadamente con acuerdos de pago e invitó a los usuarios que son propietarias de los inmuebles y los tienen arrendados a estar atentos y solicitar paz y salvos cuando terminen los contratos de arrendamiento para que se eviten sorpresas.

A cambiar contadores

Otra alerta que se hizo desde la empresa es a los propietarios a quienes ya se les avisó la necesidad de cambiar sus contadores porque están parados o tienen algún tipo de daño.

Cuando se evidencia que la lectora no avanza al usuario se pone un alto consumo, buscando que de esta manera se acerque a la empresa a mirar cual es el problema que se está presentando. Ruiz Cediel dijo que en algunas situaciones estos casos se dan porque las viviendas están desocupadas y en esos casos se le tiene que notificar a la empresa para evitar malos entendidos.

El gerente aclaró que la medida de elevar el consumo cuando el contador no avanza se hace con el objetivo de llamar la atención del usuario y cuando las personas van a la oficina se ajusta el cobro dependiendo de la realidad de cada caso.

En este momento Acuasan tiene 254 usuarios que deben regular el funcionamiento de sus contadores y para eso deben ir hasta las oficinas de la empresa para recibir instrucciones. De no hacerlo la factura seguirá aumentando y a partir de noviembre suspendido el servicio después del segundo mes de mora, aseguraron desde la empresa.

Uno de los indicadores que justamente se elevaron durante la pandemia fue el número de locales y casas desocupadas, llegando a 1.800 unidades.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también