sábado, 14 mayo 2022
jueves 13 de enero de 2022 - 12:00 AM

Se robaron las bases del paso peatonal

Para garantizar la estabilidad y evitar que la situación se
repita, el paso elevado dejará de ser metálico y pasará
a ser una estructura de concreto.

Ante el inminente riesgo de colapso, las autoridades de San Gil decidieron clausurar un paso peatonal existente a un costado de la vía nacional.

Se trata de una estructura metálica ubicada en la avenida Santander entre calles 16 y 17, en la ladera que da al río Fonce. Hermes Ortiz Rodríguez, alcalde de San Gil, explicó que este puente está construido junto a un muro que le sirve como soporte.

Atravesar este paso se estaba convirtiendo en un verdadero riesgo porque parte del piso de la estructura estaba hundido y con algunas partes prácticamente sueltas.

El mandatario dijo que durante la visita de inspección hecha por funcionarios de la administración municipal se comprobó que el problema fue el robo de los soportes en hierro que mantenían estable el andamiaje, que tiene una extensión de 50 metros aproximadamente.

Para garantizar la estabilidad y evitar que la situación se repita, el paso elevado dejará de ser metálico y pasará a ser una estructura de concreto. Ortiz dijo que el proyecto está en fase final de diseño, lo que permitirá conocer el costo de la obra, cuyos recursos saldrán de la administración municipal.

Yaneth Pinzón Ayala, secretaria de Gobierno del municipio, pidió a la comunidad abstenerse de usar este camino dado el riesgo que conlleva.

El alcalde reconoció que este es un punto crítico porque está ubicado junto a la vía nacional y muchas personas lo usan para conectar a pie por el centro del municipio. En este contexto, algunos ciudadanos confirmaron a este medio que ellos evitan caminar por el otro andén debido a que eso implica pasar frente a una compra venta de reciclaje, en donde los recicladores suelen usar el espacio público para estacionar las carretas y hacer los descargues correspondientes, generando ocupación de los andenes y además inseguridad entre los transeúntes.

Por este motivo, antes de finalizar el 2021 la alcaldía procedió a cercar un lote ubicado precisamente junto al paso peatonal que está a punto de caerse y que los recicladores habían transformado es su parqueadero informal.

Sobre el funcionamiento de la chatarrería, Pinzón dijo que las carretas deben ubicarse dentro del negocio cuando lleguen a entregar los productos que recogieron.

Ortiz también recordó a los propietarios de estos establecimientos en el municipio que si vuelven a encontrar objetos robados entre los materiales que compran, el municipio adelantará procesos legales.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también