sábado, 13 agosto 2022
viernes 24 de junio de 2022 - 12:00 AM

UCI del Hospital de San Gil espera respuestas para ser permanente

Una de las mayores preocupaciones de los sangileños es qué va a pasar con la Unidad de Cuidados Intensivos que se creó en el Hospital Regional de San Gil para la atención del COVID-19.

El anuncio del presidente Iván Duque de dar por terminada la Emergencia Sanitaria a partir del próximo 30 de junio, deja en entredicho la continuidad de este servicio, teniendo en cuenta que se creó como parte del proceso de fortalecimiento de los servicios de salud en el país para la atención de la pandemia.

Hoy la institución cuenta con 10 ventiladores y una sección adaptada para la atención a pacientes que en medio de la crisis requirieron soporte ventilatorio y cuidado crítico. Justamente, durante todo la emergencia que generó el COVID-19, fue esta área para pacientes respiratorios y sus profesionales los encargados de soportar gran parte de las emergencias registradas en las provincia Guanentá.

Horbes Buitrago Mateus, gerente del Hospital Regional de San Gil, explicó que la idea es transformar esas UCI en unidades permanentes de atención para San Gil y la provincia Guanentá.

La aprobación para que la sección siga funcionando debe llegar de la Secretaría de Salud departamental, entidad a la que el 26 de mayo de este año se pasó un informe con la solicitud, argumentando entre otras cosas que la provincia por su población de 166.000 habitantes requiere entre 8 y 11 camas de cuidado crítico, y aprovechando que en el nuevo documento de modelo de red hospitalaria de Santander tener una UCI en el hospital sangileño aparece como opcional.

A esto se suma que el hospital hizo un esfuerzo importante en adecuación de infraestructura, contratación de personal con experiencia y adquisición de tecnología.

La idea del hospital es continuar con 10 camas UCI y eso dependerá de la respuesta departamental. Si al 30 de junio esta no ha llegado, el hospital garantizará por unos días el funcionamiento de la unidad, esperando que se concrete.

Con la finalización de la emergencia sanitaria, el hospital además ampliará la zona de atención de urgencias y observación, usando lo que en medio de la pandemia fue la zona de observación y hospitalización COVID-19

A cuidarse siempre

Con el levantamiento de la emergencia sanitaria la responsabilidad de cuidarse recae aún más en cada persona.

Javier Enrique Acelas, subdirector científico del hospital sangileño, manifestó que con el anuncio del Gobierno Nacional se acaban las estrategias de atención creadas para el COVID-19, por eso es fundamental que con el fin de evitar un nuevo pico de contagios las personas continúen con el ciclo de vacunación.

En San Gil, según el funcionario, el 80% de la población ya tiene la primera y segunda dosis, pero aún no se logra llegar al 40% en la tercera aplicación.

Acelas resaltó que gracias a la cobertura en inmunización ahora los casos de personas contagiadas con el virus no tienen la misma gravedad que en 2020 y 2021, siendo tratada en la mayoría de los casos ahora como una gripa.

A la espera de que el Ministerio de Salud entregue nueva directrices en los próximos días, el funcionario invitó a las personas a aplicarse la primera dosis de refuerzo (tercera dosis) y a los mayores de 50 años a asistir a la institución por la cuarta vacuna.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también