sábado, 31 julio 2021
viernes 12 de marzo de 2021 - 4:00 PM

Arme su plan: Seis cuevas que puede visitar este fin de semana en Santander

Santander es una región de deportes extremos y visitar las profundidades de la tierra puede ser un gran plan para los aventureros. Vanguardia le cuenta dónde se localizan y cuáles son las características de algunas de las cuevas y cavernas que puede explorar.
Escuchar este artículo

Este departamento esconde un sinnúmero de tesoros naturales, incluso al interior del hay paisajes sombrosos en medio de la oscuridad, el silencio, la humedad, rocas y riachuelos.

Son varias las cavidades formadas debajo de la tierra que se pueden recorrer en Santander. Se les denomina cavernas a aquellos espacios subterráneos que tienen entrada y salida diferente, mientras que en las cuevas la única entrada es la misma salida.

Cueva del Indio

Arme su plan: Seis cuevas que puede visitar este fin de semana en Santander

Uno de los destinos de este tipo más famoso en Santander es la Cueva del Indio, aunque se llame así, en realidad es una caverna ubicada en el municipio de Páramo, conocido también por las cascadas de Juan Curí y el santuario de la virgen de la salud.

Para llegar a la caverna, se hace una corta caminata hacia la parte alta del municipio, desde donde inicia el recorrido subterráneo a lo largo de un kilómetro y medio, que en promedio puede durar entre una hora y media a dos horas, dependiendo del paso de cada quien. Debe ir en compañía de un guía capacitado para dirigir la actividad de espeleología.

Lea también: Estas son las nueve cascadas para visitar este fin de semana en el área metropolitana.

Katherine Plata, secretaria de la agencia turística Camine Mano que ofrece este servicio, explicó que a los visitantes se les otorgan todos los equipos de protección como casco, chaleco y linterna. "El interior es completamente oscuro, se necesitan las linternas para iluminar y los chalecos porque hay unos pozos y una serie de saltos que se deben realizar".

Katherine Plata detalló que dentro de la caverna se pueden apreciar diferentes formaciones rocosas, gran variedad de insectos y algunas especies de murciélagos. "Se atraviesan tres salones donde están estos mamíferos y se realizan paradas donde los guías explican a las personas las características de estos animales, además de la historia y cultura del lugar, que fue utilizada por nuestros ancestros guanes".

Una de los atractivos de la Cueva del Indio es su riqueza hídrica. Tiene siete pozos, pero no todos son profundos. "Hay un punto donde se debe hacer un arrastre bajo, se desplaza completamente acostado empujándose con los codos a lo largo de dos metros. Si la persona quiere evitar ese arrastre, tiene como alternativa puede hacer un salto de un metro a un pozo que tiene aproximadamente tres metros de profundidad. Más adelante, la gente se encuentra con un salto que es de seis metros de altura, para caer a otro pozo que tiene de profundidad unos cuatro o cinco metros", describió Plata.

Lea también: Estos son los destinos de lujo más reservados dentro de los buscadores de viajes.

La cueva puede ser visita entre las 8:00 a.m. y las 4:00 p.m., lo aconsejable es ingresar temprano. "En las tardes está lloviendo bastante y normalmente cuando cae mucha agua se crece un torrente que atraviesa toda la caverna, se acumula el agua y es muy riesgoso. En esas condiciones no podemos operar".

Para vivir esta experiencia es recomendarme vestir ropa deportiva que se pueda mojar y unos buenos tenis. Camine Mano tiene una tarifa de $35 mil por persona para guiar esta aventura. "Es supremamente que todos usen tapabocas dentro del recorrido. Todos deben ingresar con este elemento", resaltó la Secretaria de la agencia.

Cuevas en Los Santos

Arme su plan: Seis cuevas que puede visitar este fin de semana en Santander

En diferentes veredas de Los Santos se ha encontrado una red de cuevas sobre el Cañón del Chicamocha. A diferencia de la Cueva del Indio, estas se encuentran secas. En común tienen que fueron de suma importancia para los indígenas guane, gracias a los rastros que allí dejaron.

Nelson Ramírez, miembro de la agencia Los Santos Cultura Guane, comentó a Vanguardia que se trata de más de 20 cue-vas que se tienen identificadas. "Una se llama La Antigua, que fue la primera que se encontró y es la más visitada porque se pueden encontrar restos indígenas. El Borboso, es la más grande de todas, su recorrido es de unos 140 metros. También están las tejedoras, la Puerta de la Iglesia, El Diamante, La Tumba del Guerrero...".

Lea también: De viaje por Santander: hospédese en una casa en el árbol.

El experto señaló que en estos lugares se pueden encontrar restos de collares y piezas óseas como dientes y partes de cráneos. Anteriormente allí había muchos más tesoros arqueológicos, antes de que saquearan estos lugares hace 70 años. "Incluso se han encontrado momias bien conservadas".

Ramírez afirma que con el servicio de guías turísticos se pueden hacer planes para acceder a las zonas donde hay picto-gramas. "Hay varias pinturas con colores verde, rojo, amarillo y rosado"

Arme su plan: Seis cuevas que puede visitar este fin de semana en Santander

Dependiendo de la cueva que se quiera visitar, el recorrido puede tardar hasta cuatro horas con ida y regreso al casco urbano. "Si solo va una persona la tarifa es de entre $40 y $50 mil, pero si por ejemplo es un grupo de cuatro o cinco personas a cada uno le saldría por ahí a $25 mil".

"La idea es que conozcan un poquito de nuestra historia y la cultura Guane, que hemos ido perdiendo esa identidad en Santander, queremos rescatarla porque en Colombia no solo existieron los muiscas", agregó.

Al sur de la región

Un poco más lejos del área metropolitana de Bucaramanga también hay una gran variedad de cuevas. Por ejemplo, Johan Cruz, representante de la agencia Huellas, Viajes y Aventuras ubicada en Suaita, recomienda tres cuevas que se pueden explorar en el sur del departamento.

Una de ellas es la Cueva del Chocó, localizada a cinco kilómetros de la cabecera municipal de Gámbita. "Es una vía destapada, pero en buen estado. En realidad se trata de una caverna, que tiene un recorrido de unos 850 metros y por ella pasa una quebrada", aseguró Cruz.

Lea también: Los ‘glamping’, un plan de lujo para hacer en Santander.

El guía indicó que para quienes empiezan a incursionar en la espeleología este es el destino ideal. "Su formación es bastante alta, en promedio tiene entre 15 y 20 metros de altura. No hay una penumbra total y las personas no van a sentir claustrofobia. El espejo del agua hace que sea un lugar muy bonito. El lugar está en plena formación, entonces se encuentran muchas estalagmitas y estalactitas, las formaciones salinas en las paredes hace que al momento de la fotografía quede mucho brillo. También en la mitad hay una cascada y un laguito, de las más hermosas".

Igualmente, en el municipio de Aguada hay otra cueva conocida como La Catedral, se encuentra a siete kilómetros sobre la vía a Guacamayo. "Es una cueva seca, no tiene agua en su lecho. Tiene varios corredores, es muy estrecha", señaló Cruz.

Su nombre se debe a que al final del recorrido de cerca de 550 metros los aventureros llegan a una gran nave que tiene forma de una cúpula de iglesia. "No tiene estalagmitas ni estalactitas. Pero si tiene muchos animales como arañas y murciélagos. Sus formaciones rocosas son muy especiales y es demasiado oscura".

En Suaita se encuentra la Cueva del Cristal. "Aunque los lugareños dicen que tiene es una caverna porque tiene salida por otro lado. Pero aunque hemos recorrido hasta un kilómetro nunca hemos visto dicha salida".

Esta formación tiene dos corredores, uno es seco y otro tiene agua. "Consta de bajadas y subidas, es una experiencia ex-trema, no es un terreno plano. Tiene espacios amplios y otros son pequeños, en ocasiones hay que arrastrarse o usar cuerdas. Realmente es recomendada para expertos en este deportistas, debido a su grado de dificultad".

Lea también: 10 sitios a los que puede viajar en Santander durante la pandemia del Covid-19.

Recuerde que para hacer estas actividades debe contratar un guía experto, que le suministre los equipos de seguridad. "La gente no debe ir por su propia cuenta, porque puede ser peligroso y sufrir accidentes. Se requieren personas que conozcan bien el terreno y de la actividad", recomienda Cruz.

La agencia Huellas, Viajes y Aventuras opera desde Suaita y desde allí se va hacia los diferentes destinos de la región. "Hay planes que incluyen transporte interno, alimentación, refrigerios, asistencia técnica y guía, están en promedio de $120 mil".

Cruz recordó que al visitar estos lugares se debe respetar el medioambiente, por lo que no se deben dejar desechos. Entre otros consejos, además de llevar la ropa adecuada, es usar repelente y no olvidar un botiquín de primeros auxilios. "Lo más importante es que les guste la aventura".

Cueva del Nitro

Arme su plan: Seis cuevas que puede visitar este fin de semana en Santander

Uno de los típicos lugares por visitar en Zapatoca es la Cueva del Nitro, que en el pasado sirvió de refugio para los indígenas que habitaban en la zona. Para llegar, no necesariamente debe llevar carro. Fácilmente puede caminar con calma durante poco más de 30 minutos. Debe tomar la vía que conduce a Guane.

Diego Caballero, quien frecuentemente recorre las vías de este municipio, resalta la facilidad para acceder esta caverna. “El clima es espectacular. Se debe llevar ropa cómoda. Aunque al principio se avanza por una carretera, luego se debe in-ternar por un camino rodeado de vegetación”.

Lea también: Rutas que desde Zapatoca lo llevarán a lugares maravillosos.

Al llegar a la entrada de la cueva y si desea recorrer sus profundidades, deberá pagar una tarifa de aproximadamente $40 mil por persona. Recuerde que esta formación rocosa es inmensa y se han registrado casos de personas que se han extraviado. Por eso, es recomendable ingresar con un guía y con toda la indumentaria de protección.

“Al pagar le proporcionan los arneses, cascos y linternas. Dentro de la cueva hay varios puntos de referencia. No se trata de una vuelta de 10 minutos, el recorrido puede tardar hasta más de dos horas. Es completamente oscuro y se debe pasar por quebradas, salones, laberintos y pasadizos. Incluso hay dos chorros de agua”, describió Caballero.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también