Miércoles 25 de Junio de 2014 - 12:01 AM

Estudiar y trabajar en el exterior: una buena oportunidad

La red Universia creó una guía online con información de 30 países como material de apoyo para aquel interesado en estudiar o trabajar en el extranjero.

Comparta este artículo ›

Una de las claves para estudiar y trabajar en el exterior es saber a qué se va. Si no se tiene claro cuál es el destino ni se tiene familia en dicho lugar, consultar con una agencia sería una buena opción. Si hay conocidos de confianza en otro país y se hizo ya un buen contacto con la universidad o la academia donde se va a estudiar, vale la pena adquirir conocimiento antes de viajar y tomar la oportunidad. Este tipo de viajes abren la mente y se materializan en una gran experiencia para la hoja de vida.

Ana María Mantilla, por ejemplo, quien viajó con la agencia Latino Australia, y es egresada de economía de la Universidad Autónoma, se graduó en 2013 de Maestría en Economía de la Salud de la Universidad de Queensland, en Australia y al terminar sus estudios se vinculó con el gobierno australiano en el área de salud pública.

Ana María aconseja a los colombianos que viajan a ese país y al exterior en general, “tener todo tipo de ropa. Australia no es tan caliente como muchos piensan, hay que ser consciente de la diferencia horaria, es bueno explicarles a tus familiares y amigos para que la comunicación sea más fácil”. El clima y la comida son algunos de los retos que deben enfrentar los colombianos.

Australia es uno de los destinos en boga para estudiar y trabajar en el exterior. Según Carlos Andrés Moreno, director de mercadeo de Global Connection, una agencia que se encarga de conseguir la inscripción y gestiona la ubicación del estudiante en el extranjero, alrededor de cinco jóvenes al mes viajan para realizar, principalmente, cursos de inglés de seis meses. El mismo Carlos Andrés Moreno vivió la experiencia y permaneció más de tres años en Inglaterra donde aprendió inglés y además, trabajó. Destinos como Francia son ideales para estudiar y trabajar, puesto que las clases están ordenadas en bloques de una jornada y por lo tanto, en la otra se puede trabajar. Canadá y Estados Unidos son otros de los destinos elegidos si la idea es hacer un curso corto para mejorar el idioma.

Según Moreno, la ventaja de viajar con una agencia de este tipo es que se orienta al estudiante y se le organiza en su alojamiento y se gestiona su seguro médico internacional.

En cuestión de encontrar trabajo, las agencias como Global Connection tienen convenios con varias universidades en el extranjero y es con éstas con quienes se puede hallar una vacante.

“Los institutos ayudan a hacer las hojas de vida, a abrir la cuenta bancaria, a sacar la documentación. Además los mismos compañeros colombianos que ya llevan un mes allá y te conectan con el trabajo”, asegura Moreno y señala que el viaje más solicitado, que son seis meses en el extranjero, puede costar alrededor de 13 millones de pesos que deben ser cancelados en su totalidad, acorde con los requisitos de la institución. En el caso de Australia, el pago se puede hacer en cuotas de tres meses.

Diana de la Rosa, comunicadora social, contó su experiencia estudiando y trabajando en Argentina:

“Me interesé en estudiar en Argentina porque quería ampliar mis conocimientos. Terminé una especialización en conflicto armado y paz y hubo varios temas que me interesaron entre ellos el de memoria histórica y derechos humanos. Me fui porque quería cambiar de ambiente, darle un giro a mi vida profesional y aprender otro tipo de cosas.

Los bajos costos tanto educativos, así como en el estilo de vida me llamaron la atención. La educación es pública en su mayoría y uno como extranjero tiene muchos beneficios casi como los nacionales. Tiene opción de adquirir becas y auxilios que le ayudan a uno en la estadía.

Yo adquirí una beca, me fui con ahorros y trabajé un poco. Realmente el horario de clases que tenía y la lejanía del lugar donde vivía a la universidad no me dejaban mucho chance de trabajar.

Personalmente, trabajar en un país como argentina es complejo, en especial cuando se trata de hacer tareas básicas o labores que no son propias de tu profesión.

Comprender el tema cultural o adaptarse a eso es difícil pero a pesar de eso, me gustó la experiencia. Comprender el tema cultural y adaptarse es difícil pero a pesar de eso, me gustó la experiencia porque precisamente esa convivencia con culturas diferentes me hizo pensar en la situación de nuestro país. No nos toleramos unos con otros, no sabemos vivir entre la diferencia pero nos ufanamos de ser un país pluriétnico y multicultural, es paradójico. Anulamos lo que no es igual a nosotros, anulamos la diferencia y precisamente, ésa es nuestra riqueza”.

Alianza Francesa de Bucaramanga

“Actualmente, alrededor de 60 bumangueses al año emigran a Francia para realizar estudios de maestría, doctorado e incluso, algunos de pregrado; y para estudiar francés. Un estudiante en Francia puede trabajar medio tiempo con su visa de estudiante.

Todo el proceso de emigración lo orienta la Alianza Francesa a través de Campus France y así los estudiantes no tienen pierde, es decir, posibilidad de ser estafados. El proceso es sobre estudios en Francia más que emigrar porque la intención es que regresen con su formación profesional a aportarle al país.

El nivel de francés necesario para estudiar y trabajar en Francia es B2. Un colombiano, por ejemplo, paga aproximadamente 500 euros por un año de maestría, incluido el seguro estudiantil, que es bastante menos que el valor promedio en el país: 12 mil euros por año. Así, el gobierno francés beca al estudiante con el 96% en promedio. También se realizan descuentos en transporte, hasta un 60% en habitación y en los restaurantes universitarios el almuerzo y la cena les sale en promedio con más del 80% de descuento del costo de un restaurante normal.

Los estudiantes, además, obtienen una doble titulación si sus carreras tienen convenio con universidades francesas. Algunas de estas instituciones en Bucaramanga son: Unab, UIS y la UDES”.

Viajar con una agencia

Director de mercadeo de Global Connection

1 . El proceso de viaje es primero se cancela la inscripción a la agencia y éstos se encargan de oficializar la matrícula y el cupo del estudiante.

2 . Con estos documentos, la agencia saca la visa.

3 . Se hace el pago del programa a la agencia.

4 . En el momento de partir, la agencia entrega al estudiante su seguro médico.

¿Es recomendable viajar y estudiar en el exterior?

Asistente relaciones internacionales Unab

“Es una experiencia que todos los estudiantes deberían tener durante el paso por la universidad, ya que les abre muchas puertas a futuro en todos los aspectos de la vida cotidiana; es toda una experiencia en el ámbito académico, cultural, turístico, emocional que les permite crecer como profesionales. Una vez el estudiante pisa tierra extranjera aprenderá cosas tan básicas como lo es la responsabilidad, organización e independencia, y lo más importante es el adquirir nuevos conocimientos con enfoques internacionales, que serán de gran valor agregado para enfrentar la demanda de profesionales con experiencias en el campo internacional”.

Claves para vivir en el exterior

Licenciado UIS

Diego Fernando Santos emigró a Francia hace cuatro años para estudiar en la ciudad de Ruan, donde estudió y trabajó medio tiempo como docente. Hoy está vinculado a tiempo completo gracias a su pilera y su inteligencia. “Me dieron una visa de trabajo. Al principio, podía trabajar 35 horas, pero solo ocupaba 24 para poder estudiar”. Diego aplicó a una convocatoria de la embajada francesa que buscaba asistentes de lenguas y proponía un contrato de 9 meses. Diego envió el formulario, hizo las entrevistas y pasó. “Como el trabajo no era pesado y los horarios bastante cómodos, decidí aprovechar el tiempo para estudiar, entonces me inscribí en un máster”. Diego Fernando da las siguientes claves para quienes deseen seguir su ejemplo:

1. Buena comunicación con los profesores: ellos comprenden que uno no es becario y que tiene que trabajar.

2. Buena comunicación con el jefe, que comprende que uno como inmigrante quiere sacarle el máximo provecho a esta experiencia en el extranjero.

3. Tener una vida social muy reducida.

4. Llevar un presupuesto y respetarlo

5. Rodearse un poco de calor humano, ya sea de parte de la colonia colombiana (que en todas partes hay) o de los nativos del país.

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.